Marie Claire

Cómo aplicar el colorete según la forma de tu cara

¿Sabes cómo darte el colorete según la forma de tu cara? Aprende a sacarle todo el partido, para tener siempre buena cara.

Uno de los errores más comunes que cometemos a la hora de aplicarnos el colorete es que no tenemos en cuenta la forma de nuestro rostro. Pero delooker, ¡eso se acabó! Vamos a darte todos los tips para sacarle partido al blush y conseguir gracias a él el ansiado efecto buena cara. Además de la técnica, es importante que sepas que tipo de brocha te conviene más utilizar para que el resultado sea aún más espectacular.
Si hasta ahora te dabas el colorete de cualquier forma, te sorprenderá ver lo mucho que te favorece aplicar la técnica más recomendada por los maquilladores en función de tus rasgos. ¡Sigue leyendo para conseguir un make up de lo más profesional!

Cómo darte el colorete si tienes la cara ovalada

Los rostros de forma ovalada son los que más sencillo lo tienen para darse el colorete de forma que resulte favorecedora. Los expertos recomiendan aplicarlo haciendo movimientos circulares, incidiendo en la zona de la mejilla que sobresale cuando sonreímos. Fácil, ¿no?
En cuanto al tipo de brocha más adecuada, si tus rasgos son ovalados es recomendable que escojas una de forma redondeada. También es importante que sea muy tupida, para que el producto se difumine y quede lo más integrado posible con tu piel.

Así te tienes que dar el colorete si tu rostro es redondo

Es recomendable que las caras redondas se den el colorete desde la zona inferior del pómulo hasta prácticamente el nacimiento del pelo, extendiéndolo de forma diagonal. Es importante que, para alargar visualmente el rostro, apliques el blush ligeramente por debajo del hueso.
Si quieres marcar aún más los rasgos, te recomendamos que te decantes por coloretes en tonos tostados, que ayudan a afinar el rostro. En cuanto al tipo de brocha, en esta ocasión es mejor optar por una más fina. Puedes ayudarte de los dedos para difuminar el maquillaje si lo que buscas es un resultado lo más natural posible.

Cómo te debes aplicar el colorete si tu cara es cuadrada

Los rostros cuadrados suelen tener las facciones bastante marcadas, así que lo que vamos a tratar de conseguir cuando nos maquillamos es endulzarlas y suavizarlas lo máximo posible. Para conseguir este efecto, debemos aplicar el colorete en la parte superior del pómulo, incidiendo principalmente en la zona de fuera. Los movimientos tienen que ser circulares.
Para restar dureza a los rasgos cuadrados, es recomendable decantarse por coloretes en tonos rosados. También es importante que el color quede muy bien difuminado.

Así te tienes que dar el colorete si tu cara es alargada

A la hora de aplicar el colorete, en el caso de las caras alargadas vamos a buscar justo el efecto contrario al que perseguíamos con los rostros redondos. En esta ocasión trataremos de redondear visualmente el rostro, para que las facciones queden lo más equilibradas posible. Para conseguirlo, debemos aplicar el blush en horizontal, difuminándolo desde la nariz hasta la zona de las orejas.
Si tienes la cara alargada, lo más probable es que tus pómulos no destaquen mucho. Por ello, te recomendamos que escojas un tono de colorete fuerte y vivo. Aplícatelo con una brocha redondeada, que te ayude a dar volumen y a difuminar bien.

Cómo ponerte el colorete si tienes la cara triangular

En el caso de los rostros triangulares, lo más recomendable es ponerse el colorete en la parte más baja de los pómulos, extendiéndolo en forma de semicírculo. De esta manera conseguiremos resaltar los pómulos y darle equilibrio a las rasgos.
tracking