Marie Claire

Las cremas corporales más ligeras y refrescantes para el verano

¿A ti también empieza a darte pereza ponerte crema cada vez que llega el calor? Ficha las mejores cremas ligeras y refrescantes, ¡y verás como cambias de opinión!

Todas sabemos la importancia de mantenernos bien hidratadas, tanto por dentro como por fuera. Pero también sabemos que cuando llega el calor, suele ir acompañado de una terrible pereza por utilizar crema corporal hidratante tras darnos una buena ducha, verdad?
Y es que, después de ponernos el chorro del agua a tope de frío para olvidarnos por un momento de las altas temperaturas, queremos evitar a toda costa esa sensación pringosa y pegajosa que nos dejan muchas cremas hidratantes. Pero tranquila delooker, porque hemos dado con la solución ideal. Hemos recopilado para ti las mejores opciones para mantener nuestra piel bien hidratada en verano, con las fórmulas más refrescantes que puedas imaginar. Porque si en verano buscamos perfumes y colonias fresquitas y maquillajes ligeros, ¿cómo no íbamos a hacer lo mismo con las cremas del cuerpo?
Con estas cremas no tendrás excusa para descuidar el cuidado de tu piel en verano. Además, en esta época es fundamental mimar nuestra piel, ya que son muchos los factores externos que pueden afectar a su bienestar. El sol, el cloro de las piscinas, el sudor…. Así que, ya sabes, ficha las que más te gusten y mímate también en verano.
Todas estas cremas tienen una cosa en común: se absorben con una rapidez realmente alucinante. ¿Lo habías adivinado? De esta manera, evitarás esa sensación de agobio tan desagradable de sentirte pegajosa y muerta de calor al mismo tiempo.
Las cremas ideales para el verano tienen texturas muy ligeras. Es recomendable apostar por lociones y brumas hidratantes, por cremas en formato sorbete, o por hidratantes en gel. También son una opción genial las cremas en formato spray. ¡Son tan livianas que es como si no llevases nada! Además, vamos a compartir nuestro secreto contigo… Si metes las brumas y las cremas en spray en la nevera, te dejarán una sensación de frescor aún más agradable. Para los meses de calor también nos tienen enamoradas los productos corporales con efecto hielo y efecto frío.
Por el contrario, debes huir a toda costa de las cremas con texturas muy densas, tipo manteca. A nosotras también nos encantan, pero mucho mejor dejarlas para los meses de invierno, para evitar que el frío reseque nuestra piel.
tracking