Marie Claire

10 mascarillas caseras que puedes preparar con alimentos de tu nevera

Así es como puedes aprovechar frutas y otros productos de tu despensa para cuidar tu piel.

Las mascarillas faciales son productos muy beneficiosos para cuidar y tratar la piel del rostro en profundidad. A diferencia de otros productos cosméticos como los tónicos o cremas hidratantes, las mascarillas para la cara contienen una mayor concentración de principios activos y por eso, al dejarlas sobre el rostro una media de diez minutos, tienen un efecto mucho más potente sobre la piel.
Aplicarse una mascarilla al menos una vez a la semana es una forma idónea de tratar la piel y combatir alguno de sus problemas más recurrentes: falta de hidratación, exceso de sebo o grasa, tono apagado, líneas de expresión marcadas, necesidad de una limpieza profunda… En el mercado hay mascarillas faciales para todos los gustos y para todas las necesidades de cada tipo de piel. ¿Pero sabías que también puedes preparar tus propias mascarillas caseras, que son igual de efectivas que las compradas? Y además, son mucho más económicas…
Muchos alimentos saludables como las frutas (plátano, fresas, naranjas, limones..), la miel, la avena o incluso el yogur pueden utilizarse como base para crear mascarillas faciales desde casa, repletas de nutrientes que vendrán muy bien a tu piel: ¡las vitaminas y los fermentos de estos ingredientes harán maravillas en tu piel. De hecho, muchas firmas utilizan los mismos alimentos para crear sus mascarillas. Si quieres ahorrar algo de dinero en productos de belleza y pasarte a la cosmética natural, ahora que estamos en cuarentena y pasamos tanto tiempo en casa, puedes empezar a preparar tu propias mascarillas faciales con productos que tienes, sin ir más lejos, en la nevera o en la despensa. ¿Y cómo aplicarlas? Para conseguir que todos los nutrientes penetren en las capas más profundas de la piel es importante que tengas el rostro totalmente limpio y libre de maquillaje antes de ponértelas. Para retirarlas, después de unos minutos, utiliza agua tibia, ni muy fría ni muy caliente, sin frotar con fuerza.
Te damos diez ideas de mascarillas caseras que puedes crear de forma muy fácil con alimentos y productos del día a día, ¡no te las pierdas! Puedes probar una cada un par de días…
tracking