Vídeo de la semana

Así se llevará la manicura francesa este año

La clásica manicura se reinventa en 2020 y así es cómo se llevará.

detalles manicura francesa
Instagram

Pocas manicuras hay más clásicas que la manicura francesa. Esta se caracteriza por utilizar una base para la mayor parte de la uña de un color rosa nude, y por pintar las puntas de las mismas con una línea de un blanco claro, imitando así el aspecto natural de la uña pero mejorando su apariencia. 

Esta manicura nunca ha pasado de moda -de hecho es la favorita de casi todas las novias que deciden pasar por el altar- y cada año la vemos en infinidad de ocasiones de la mano de it girls, influencers, famosas y estilistas, aunque sí es cierto que en diferentes versiones. En verano de 2019, por ejemplo, la manicura francesa se adaptó a las uñas extra largas y terminados en pico que famosas como Rosalía o Kylie Jenner pusieron de moda, con degradados muy marcados, combinaciones de dos colores distintos al rosa y al blanco o incluso utilizando diseños y estampados en el borde de la uña.

En los últimos meses, otras celebrities como Ariana Grande o Beyoncé han comenzado a llevar la manicura francesa de una forma más original y hemos podido ver una evolución de la llamada French manicure, que tenemos que reconocer, nos gusta bastante y que auguramos, se verá mucho en 2020. La nueva tendencia, según lo visto en estas famosas, consiste en aumentar el color blanco que iría solo en las puntas de las uñas y llevarlo hasta casi la mitad de la uña, creando como resultado final una uña casi bicolor, pero sin dejar de tener un terminado a la francesa.

Bella Hadid también ha sido una de las primeras en llevar este tipo de manicura francesa, aunque de una forma más sutil y marcando la línea blanca más fina, pero con un ángulo que le aporta el toque justo de originalidad.

La manicura francesa inversa

Otros especialistas en nail art han ido más allá y han dado la vuelta a la manicura francesa -en sentido literal-, fijando como tendencias de la primavera verano 2020 el cambio de orden de los colores: la base, en un rosa muy natural, se conserva en toda la uña, pero la línea blanca o de otra tonalidad (incluso en metalizado) en lugar de en las puntas de las uñas, se pinta rodeando todo el borde de las cutículas. Esta manicura francesa “a la inversa” ha ganado mucha popularidad en instagram en los últimos meses (donde tiene incluso su propio hashtag #reversefrench),  y estamos seguras de que también será una de las más vistas en este año.

El único punto a tener en cuenta para realizar esta manicura es que requiere de un poco más de paciencia y cuidado, ya que la zona de la cutícula es más complicada de pulir. Para hacértela en casa, deberás contar con alguna brocha o algún pincel redondo o puntiaguado más pequeño de lo habitual. Y a ti, ¿qué te parecen estas nuevas evoluciones de la manicura francesa? ¡A nosotras nos encanta!

Continúa leyendo

#}