¿Aplicas bien tu crema en la zona del cuello y escote?

Desperdiciar la potencia de los activos de las cremas de cuello y escote es un “pecado cosmético”: la piel de estas zonas agradece estos pequeños rituales que ayudan a tensar, reafirmar y cuidar en un tiempo récord. Guerlain nos enseña cómo conseguir un resultado óptimo.

Imaxtree

A medio camino entre el rostro y el cuerpo, el  escote suele ser uno de los grandes olvidados a la hora de realizar tratamientos. Evitar el envejecimiento prematuro de esta zona, disminuir las arrugas, usar cremas reafirmantes y globalmente rejuvenecer la piel mucho más delicada de lo que creemos son solo algunos de los propósitos que pueden surgir con el paso de los años.

Piensa en tu rutina de belleza diaria. ¿Qué tratamientos aplicas en el escote? Seguro que la mayor parte de las mujeres utiliza las mismas cremas que en el cuerpo y poco más. En realidad, esta zona la deberíamos tratar con el mismo cuidado que el rostro y aplicarle los mismos productos y cuidados. Es muy delicada y además tiene una función muy importante: es el sostén natural de nuestro pecho.

Cuidados básicos a tener en cuenta

  • Utiliza siempre una cantidad extra de tu tratamiento diario del rostro para aplicarlo en el escote.
  • La flacidez es un problema muy común en la zona del escote. Aunque aún no lo sufras en tu rostro, puedes empezar a combatirlo en el cuello y el escote con algún sérum reafirmante.
  • Si prefieres no utilizar la misma crema del rostro en el escote, busca una específica. Suelen tener acción reafirmante e hidratante.
  • Una o dos veces a la semana hay que realizar un peeling en la zona. Eso sí, no uses el mismo que en el cuerpo sino que debes aplicar el del rostro, mucho más suave.
  • Cuidado con el sol: el escote es muy propenso a las manchas porque suele estar muy expuesto a los rayos solares en verano. Siempre que lo vayas a lucir, protégelo con un SPF elevado.

¿Y el masaje?

Guerlain

Según Claire Morriseau, Directora de Formación de Tratamiento de Guerlain, la particular fisionomía de la zona –con una piel mucho más fina- exige movimientos muy concretos a la hora de extender las cremas y hay dos masajes infalibles:

  • En el cuello. Remodelaje de efecto malla.

Primero se extiende la crema a base de suaves toques descendentes de arriba a abajo, lo que mejora la absorción del producto y la nutrición del área. El siguiente paso ayuda a incrementar la firmeza de la piel del cuello: basta con colocar las manos abiertas sobre la base, con los dedos bajo la nuca. Ejercer presión con la punta de los dedos y repetir la operación 10 veces.

  • En el escote. Terapia de estimulación.

La forma idónea de aplicación de la crema pasa por extender la crema de abajo a arriba desde el pecho hacia los hombros mediante un suave masaje. Después, para estimular y reafirmar, se deben colocar las manos abiertas sobre el pecho en posición horizontal, una al lado de la otra. Tirar de ellas hacia fuera al tiempo que se ejerce presión con la punta de los dedos. Repetir 10 veces.

¿Por qué productos apostar?

El lift mascarilla, de Chanel (98 €) se convertirá en tu mejor aliado nocturno. Este todo en uno antiedad actúa en el rostro, el cuello y el escote, ofreciendo un confort único que permite recuperar las horas de sueño y reducir los signos de cansancio. ¿Su secreto? Las proteínas de seda.

La Crema Cuello y Escote Orchidée Impériale de Guerlain (343,30 €) crea una malla invisible que recupera día a día la firmeza de la piel y suaviza las arrugas mientras redefine los contornos.

Finalmente, el tratamiento Multi-Intensive Concentré Décolleté et Cou, de Clarins (86,50 €) puede completar tu rutina de belleza. Redensifica, alisa, unifica y protege el cuello y el escote.

¿Lista para el cuidado intenso?

Continúa leyendo