Acabo volver de las vacaciones, ¿cómo puedo evitar pelarme?

No sólo resulta antiestético e incómodo sino que es síntoma de que hemos hecho algo mal a la hora de tomar el sol. Te enseñamos algunos trucos para evitar pelarte y obtener un bronceado más saludable y bonito.

Istock

Queridas lectoras tenemos que haceros una confesión muy dura: las vacaciones están llegando a su fin y eso no es lo peor, no. Lo peor es que el bonito bronceado que hemos ido adquiriendo durante las visitas a la playa y la piscina está desapareciendo. ¿El motivo? Nuestra piel se está pelando. Sí, si te acabas de mirar los brazos o las  piernas y has visto que la piel ha empezado a levantarse… este es tu artículo porque aquí te contamos el por qué y te damos unos consejos para que lo puedas tratar y no te vuelva a pasar. Porque no solo resulta antiestético o incómodo, sino que, además, es síntoma de que no hemos tomado las medidas necesarias para tomar el sol. 

 

Exfoliación

Istock

Esta práctica sirve para eliminar las células muertas que se acumulan, dificultando su propia respiración y renovación de esta. Con la exfoliación permitimos que la piel se vaya renovando, fortaleciéndose. Eso sí, como todo es su justa medida, pues este proceso puede irritar la piel y dañarla.  

Hidratación

Istock

La piel debe tener una hidratación previa, las pieles secas o ásperas son más propensas a las  quemaduras y, también, a romperse (conllevando a que está se empiece a pelar). Para evitar esto, recuerda hidratar tu piel. Asimismo, también es importarte beber líquidos durante nuestro tiempo de exposición al sol para garantizar del mismo modo una hidratación desde dentro. 

Protección

Istock

Una de las principales causas, por las que nuestra piel se empieza a pelar, es más ni menos que la protección solar que hemos escogido. Recuerda que es vital para el mantenimiento de tu piel y para evitar futuras manchas, arrugas o tener consecuencias en la salud más graves. Actualmente en el mercado existe un amplio abanico de opciones y distintas protecciones. Para que independientemente de tu tono o tipo de piel encuentres la tuya. 

Recordatorio

@Adam eperjesi vía Unsplash

La crema solar es importante para una correcta protección de la piel, pero tiene más importancia los recordatorios. La protección se absorbe y, también, se elimina parte cuando sudamos o nos bañamos en el agua. Lo ideal es renovarlo cada dos horas.  

Exposición al sol

Istock

Por mucha  protección que usemos el estar expuesto durante demasiado tiempo al sol puede ocasionar que nuestra piel se resienta. Nuestra piel suele adoptar un tono rojizo cuando esta exposición se está estableciendo durante un tiempo prolongado, esa es una señal de alarma tu cuerpo te está diciendo que tanta exposición no es buena.  

Después de la playa...

Istock

Evitar utilizar el aftersun cuando sentimos nuestra piel arder o que ha adquirido un tono rojizo es una de las principales causas por las que nuestra piel se puede resentir, fomentando así su propia renovación pues ha sido dañada y, por tanto, levantándose y pelándose. 

Recuerda seguir estos consejos y adaptarlos a tu rutina para evitar poner en peligro tu piel y para evitar esa sensación. De esta forma, tu piel no te advertirá que has hecho algo mal pelándose tras la hora de tomar el sol y de paso has obtenido un bronceado más saludable bonito. ¡Cuántas cosas positivas! 

Marina Vázquez

Marina Vázquez

Mi infancia ha estado siempre acompañada de un lápiz y una libreta, dónde daba vida a miles de historias. Así supe que mi pasión y vocación era escribir; comunicar. La música y la literatura han estado presentes en cada día de mi vida. Sin un estilo fijo, siempre variando. Extrovertida y seria. Puestos a decir también un defecto, he de destacar que tengo mal despertar, pero nada que un buen café no lo pueda hacer más llevadero.

Continúa leyendo