Ejercicio y calor, una combinación peligrosa

Hacer ejercicio es aconsejable y saludable en cualquier época del año. Sin embargo, cuando suben las temperaturas en los termómetros, debemos tener más cuidado con los sobreesfuerzos y la intensidad de la actividad física.

ejercicio calor

Hacer ejercicio es aconsejable y saludable en cualquier época del año. Sin embargo, cuando suben las temperaturas en los termómetros, debemos tener más cuidado con los sobreesfuerzos y la intensidad de la actividad física.

 

El ejercicio en verano nos ofrece muchas posibilidades: podemos disfrutar al aire libre mientras nos ponemos en forma, además de estar más en contacto con la naturaleza, opción perfecta para las que se sienten “encerradas” en el gimnasio, pero el calor también puede causar estragos si no tenemos cuidado.

 

El agotamiento, la sensación de fatiga y la necesidad mayor de hidratarnos serán sensaciones comunes en los días de verano. Debemos controlar nuestro entrenamiento y, sobre todo, seguir una regla básica: escuchar a nuestro cuerpo.

 

Hay numerosos síntomas y señales con los que el cuerpo nos avisa de que debemos parar o bajar el ritmo: calambres, tirones, fatiga, dolor de cabeza, náuseas…no pases ninguno de ellos por alto, ya que prevenir puede evitarte problemas de salud más graves.

 

Hay dolencias más comunes que otras al hacer deporte en verano. ¿Quieres conocer algunas y saber cómo prevenirlas? No te pierdas nuestra galería.

 

 

Etiquetas: entrenamiento

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS