Ejercicios que podrías llevar haciendo mal toda tu vida

Los has realizado cientos de veces, sola o con monitores en el gimnasio, pero sin controlar la técnica. Léelo con atención porque puede que hayas estado “sudando” la camiseta para nada o –lo que es peor- para acabar lesionarte.

Las sentadillas

ejercicios mal hechos

Squat o profunda, con peso, con los pies mirando hacia fuera… hay multitud de sentadillas con las que trabajar los glúteos, pero los errores más frecuentes son siempre los mismos:

1. Inclinar el torso hacia adelante cuando bajamos el glúteo.

2. Despegar los talones del suelo. Las rodillas nunca deben sobrepasar a la punta del pie. Además, el peso debe recaer en los talones, no en los dedos de los pies. Prueba a levantar las punteras mientras realizas el ejercicio.

3. Juntar las rodillas. Deben estar siempre separadas como mínimo el ancho de tus hombros.

Las abdominales

Antes de nada, cuida tu postura antes de realizar el ejercicio. La zona lumbar siempre tiene que estar pegada al suelo en todo momento, también cuando realizamos abdominales de piernas (de ahí también la complicación). Si la espalda se arquea, sube las piernas a un ángulo recto. Además:

1. No cruces las piernas ya que una cadera estará más elevada que otra y podrías hacerte daño.

2. No cabecees. Ni inclines el cuello hacia delante. Y, por supuesto, no hagas presión en las cervicales con las manos.

3. No bajes bruscamente. La abdominal no sólo se trabaja en la subida, en la bajada también debes controlar tu peso en todo momento y no golpear bruscamente la espalda en cada repetición.

Correr en cinta

ejercicios mal hechos

No sólo es dar al botón de start y dejarte llevar. Si ya eres un habitual del running conocerás la importancia de calentar antes de la carrera y de marcarte un plan, pero –además- si eres una running de gimnasio debes conocer ciertas normas:

1. No te agarres de los laterales. Al no bracear quemarás menos calorías, pero además desvirtuarás tu postura y podrás hacerte daño en la espalda. Si te tienes que apoyar, mejor baja el ritmo. 

2. Cuida tus zancadas. Si son muy largas, adelantarás el cuerpo a las piernas y sobrecargarás tus articulaciones. Si son muy cortas, harás movimientos extraños con el tronco.

3. No te mires los pies. Procura llevar la vista al frente y así evitarás lesiones en el cuello.

Las pesas

La primera vez que realizas un circuito en el gimnasio el instructor te acompañará. Pero luego te tocará a ti hacerlo sola y es cuando surgen los problemas. Ante todo no cojas más peso del que puedas manejar de la forma correcta. De hecho es más importante dominar la técnica del ejercicio en sí que el tamaño de la pesa.

¿Y cómo saber si la postura es correcta? Hay un consejo muy sencillo: si te duele algo, para. No lo estás haciendo bien.

Etiquetas: adelgazar, gimnasio, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS