La evolución de la manicura a través de la historia

La forma, el color y la longitud en las uñas ha experimentado diferentes tendencias según su época. Entérate de cómo empezó todo y alucina con las nuevas propuestas.

La evolución de la manicura a lo largo de la historia

Repasamos todas las tendencias en manicura desde sus inicios. Igual que la moda, la manicura ha pasado por distintas etapas con sus respectivos estilos. Hoy en día es un básico que nos vuelve locas a todas.

La palabra manicura viene de la combinación en latín de las palabras “manus” (mano) y “cura”. Es decir el cuidado de nuestras manos. Hace 3.000 años el pueblo egipcio y chino cubría sus uñas en tonos brillantes demostrando que no pertenecían a la clase trabajadora, que las llevaba al natural. No podemos dejar de destacar a Cleopatra, que aplicaba henna en sus uñas para darles color.

Siglo XVII: En el Lejano Oriente llevar las uñas largas era sinónimo de poder y de riqueza. Los colores favoritos eran el oro, plata y rojo brillante. Incluso usaban una especie de férula de oro para protegerlas y destacar la longitud.

Siglo XIX: Se imponen las uñas puntiagudas en forma de óvalo y con punta muy fina. Las mujeres bañaban sus uñas en aceites aromáticos y se esmaltaban en tonos muy claros y naturales. En 1830 el Doctor Sits fue el primero en utilizar una lima del árbol de Naranjas en las uñas de sus pacientes. Años después su nieto creó un sistema entero de cuidados para las uñas que comenzó a comercializarse en Estados Unidos revolucionando el mercado.

Siglo XX: ¡Por fin llegaron los esmaltes de uñas! Los colores vivos y brillantes eran para las clases populares, mientras que los colores perlados y claros se reservaban para la clase más pudiente. Fue Coco Chanel quien introdujo la uña corta y colorido fuerte en las clases sociales acomodadas.

De 1930 a 1940 se descubrió el quitaesmalte, las uñas postizas y los fortalecedores de uña. Comenzaron a surgir los primeros expertos y a impartir charlas sobre las nuevas técnicas. Durante los años cincuenta arrasa el color rojo y se pintan con la media luna.

Durante los sesenta se empiezan a poner de moda colores como el azul, verde, para dar alegría al movimiento hippy.

En los setenta vuelven a cambiar las tornas, lo más chic era llevar manicura francesa en el largo que más te gustara. Poco a poco la moda se va adaptando a las necesidades de la mujer trabajadora y el largo se va acortando.

En los noventa llegan los colores neones y el negocio de los esmaltes sigue creciendo a una velocidad extrema. En los últimos años hemos visto de todo, nail art, esmaltado permanente, todo tipo de formas y por supuesto infinidad de colores. ¡Ya no hay límites!

Etiquetas: manicura

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS