¿Pelo rubio? Cómo elegir el color que mejor siente a tu tono de piel

Toma nota de estas claves de expertos para saber qué tipo de rubio te va mejor esta temporada. ¡No te arrepentirás!

El verano es luz y nos gusta celebrarlo con la tonalidad favorita de las españolas, los tonos rubios. Una melena rubia es más delicada en verano, sí, pero eso no impide que se pueda lucir un color luminoso y favorecedor. Raquel Saiz, directora de Salón Blue by Raquel Saiz, nos da las claves de los rubios que son tendencia, así de cómo cuidarlos.

Rubio vaporoso con mucha dimensión

Recurrir en verano a rubios más oscuros porque son más fáciles de mantener o porque nos apetecen, no significa prescindir de la luminosidad. "Los tonos rubios que se aproximan más a nuestro color de base son fantásticos para el verano. La luz del sol de esta época del año los hace más luminosos y, además, con la llegada del calor nos apetecen matices más naturales. Una forma de llevarlos es dar más luz en los mechones próximos al rostro para iluminarlo, a modo de money piece, y el resto dejarlo un poco más oscuro. Se puede realizar con unas balayage con la técnica freehand para conseguir este color tan vaporoso y con tanta personalidad. Para mantenerlo recomiendo utilizar siempre protección solar.", aconseja Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega, en Cantabria.

Beach Blonde, el rubio que nos trae el verano

Las tendencias también nos traen rubios más claros, pese al calor. La mezcla de tonos tiene la clave. "Mezclar nuestro color de base con un vainilla con técnicas como las babylights nos permitirá alternar destellos de luz intensa con otros más amarronados. Este contraste cromático no solo es favorecedor, sino que le da más cuerpo y dimensión a nuestra melena. Recomiendo recuperar el matiz con un champú violeta cada una o dos semanas y añadir mucha hidratación para que no se apague el color.", afirma Raquel Saiz.

Honey, el tono más dulce

Es un color delicioso y atractivo, mucho más si se crea con técnicas que degradan cromáticamente desde la raíz a las puntas. "El honey es un rubio cálido muy atractivo y uno de los favoritos en verano. Mi propuesta es llevarlo con mucha naturalidad, algo que se consigue escogiendo la técnica de coloración adecuada, en este caso melting. El color se va aclarando progresivamente sin que se vean las marcas de los cambios de color, eso lo hace aún más sugerente. Además, como las raíces son más oscuras que las puntas, el resultado es muy natural. Un pelo teñido siempre es más delicado, mímalo utilizando champús y acondicionadores para cabello teñido.", explica Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

Rubios de impacto y poco riesgo

Para lograr la naturalidad no solo hay un camino. También no debemos confundirla con la capacidad para dejar huella. "Podemos llevar rubios brillantes y llenos de luz con un mantenimiento sencillo. La clave está en conseguir un resultado natural. Unas teasylights son unas mechas que aclaran de medios a puntas, aunque podemos trabajarlas más arriba, pero sin tocar la raíz. El color se degrada, de modo que las puntas son más claras, y consiguiendo un efecto multidimensional. Evita los lavados excesivos y moja tu pelo antes de entrar en el mar y la piscina. Acláralo con agua dulce al salir.", comenta Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

Continúa leyendo