Un flequilllo para cada forma de rostro: estas son las claves para acertar, según los expertos

¿Qué tipo de flequillo favorece más a cada tipo de rostro? No te pierdas estas recomendaciones de un peluquero experto.

Es el complemento capaz de transformar cualquier 'look' y un recurso como pocos otros para rejuvenecer las facciones en un solo gesto. Omnipresente esta temporada y tendencia absoluta, el flequillo puede convertirse en el gran protagonista de tu peinado si se elige a conciencia y bien. Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez, nos explica ahora las claves para lucir el flequillo que más favorece a cada tipo de rostro. Porque no todos son iguales… ¡Toma nota de estas recomendaciones de experto!

Rostro ovalado: “¡Enhorabuena! Este es, una vez más, el tipo de rostro al que mejor le sientan los flequillos y si la textura capilar acompaña, se pueden permitir prácticamente todo”.

Rostro cuadrado: “Los flequillos suaves y en capas son los que mejor complementan las formas de cara más angulares sin restarle importancia a su estructura ósea”.

Rostro redondo: “El secreto está en llevarlo más o menos largo para alargar visualmente los rasgos y siempre dejando parte de la frente al descubierto. Además, es importante capearlo y hacer un suave desfilado, con laterales más largos que el centro para estilizar las facciones tipo cortina. Un flequillo lateral amplio es también una gran opción, y si quieres alargar tu rostro, pide a tu peluquero que te lo deje un poco más largo en los bordes, para que caiga justo por debajo del pómulo”.

Rostro alargado: “En este caso el flequillo es la mejor opción para romper la verticalidad del rostro y equilibrarlos y armonizarlos, dándoles un aspecto más ancho. En este caso, nada como apostar por un flequillo abundante, espeso y rotundo. También puede ser un acierto un flequillo ultra recto, cortado incluso por encima de las cejas. Es un look atrevido y con mucha personalidad”.

pelo flequillo
iStock

Rostro en forma de corazón: “Un flequillo tipo cortina es también una gran opción, más si se trabaja para que esté muy texturizado y desfilado. Pero también pueden quedar bien flequillos que sean más pesados y voluminosos”.

Rostro anguloso: “Habría que huir de los flequillos que son demasiado cuadrados y también de las líneas rectas. Aquì el flequillo necesita algunas capas largas que soporten movimiento en torno al rostro y que suavicen los ángulos. Les favorecen flequillos de capas muy largas, que vayan desde debajo de las cejas incluso hasta casi la mandíbula, aportando suavidad a los contornos”.

¿Más recomendaciones del experto? “Flequillo cortina, baby bangs, flequillos largos y rotundos, ladeados, para pelo rizado..., este otoño-invierno son una constante pero ¡ojo! Si las tendencias capilares pueden ser complicadas de adaptar a cada tipo de cabello y cuando hablamos de flequillos, aún más, este, debe adaptarse al milímetro y en muchas ocasiones, no es posible”.  Sánchez también avisa de que el flequillo no es para todas las mujeres: “Las que tienen el cabello extra rizado, muy fino o con poca densidad no deben optar por el flequillo. Tampoco las que tienen la frente muy pequeña o muchos remolinos en el nacimiento del cabello, ya que no les sentará tan bien”.

Continúa leyendo