Mario Casas cumple años estrenando un tatuaje de lo más sexual

El actor español da la bienvenida a los 33

G

Mario Casas atraviesa un momento muy dulce. El actor gallego acaba de cumplir 33 años rodeado de su familia en Capri (Italia), donde se encuentra rodando su última película, “No matarás”. Mario ha celebrado su día junto con su hermana Sheila Casas, a la que está muy unido -ella misma es su representante-, y con sus compañeros de rodaje, que le regalaron una deliciosa tarta de chocolate con el número 33 para que el actor pudiera soplar las velas y pedir un deseo.

Blanca Suárez, la pareja de actor, también ha querido tener un detalle romántico con su chico, aunque no pudo pasar el día con él. Acostumbrada a ser muy discreta con su relación con Mario, la actriz publicó una sutil fotografía en Instagram el la que se podían ver los pies de ambos y un corazón en el que dentro aparecía el número 33.

Instagram: Blanca Suarez

Pero Mario no sólo vive un momento dulce en lo personal: su carrera como actor tampoco podría irle mejor. El gallego se encuentra en Italia grabando “No matarás”, un thriller dirigido por David Victori que se estrenará el próximo año, mientras que todavía se sigue hablando mucho de “Instinto”, la última serie que el actor ha protagonizado para Movistar +.

Precisamente esta última serie, un thriller erótico que cuenta la historia de un rico empresario de éxito con un gran bloqueo emocional que gestiona a través del sexo anónimo y compulsivo, ha servido de inspiración para el último tatuaje del actor, que es un enamorado de la tinta.

 

“Sex is art” (el sexo es arte) es el último diseño que el artista se ha tatuado en su cuerpo, justo debajo de un pectoral. Un tatuaje nada discreto, pues está hecho nada menos que con colores neón que resaltan mucho sobre la piel.

“El instinto sexual de Mario Casas se hace presente con estas letras en neón “SEX IS ART” que le hice debajo del pecho derecho ¡No le dolió nada de nada! Ni se enteró. Mil gracias por confiar en mi por segunda vez, el placer es INMENSO! El chute de autoconfianza y superación se dispara cuando pasan cosas así” comentaba Andrea Morales, su tatuadora, en la publicación de instagram en la que enseñaba el resultado final.

Precisamente Andrea enseñaba hace cuestión de días los tatuajes que también le realizó a Blanca Suárez el año pasado, esta vez de sus tres mascotas, dos gatos y un perro. La artista de Granada es la tatuadora de confianza de la pareja, que comparte adicción por la tinta.

Con este nuevo tatuaje, Mario continúa con la costumbre que ha adquirido de tatuarse algo relacionado con cada proyecto que termina. Ya lo hizo después de 'El fotógrafo de Mauthausen', y 'Bajo la piel de lobo', y ahora suma un tatuaje más con Instinto. Por no hablar de los tatuajes aleatorios que ya tiene en el cuerpo: un corazón (como el de Blanca), una carita sonriente, unas manos en señal de victoria, un texto en una bonita caligrafía… ¿Con qué nos sorprenderá la próxima vez?

Continúa leyendo