Mayo, mes de la salud mental: ¿por qué es importante hablar de ello?

La lista de famosos que hacen públicos sus problemas de salud mental ha crecido considerablemente en los últimos meses. ¡Toma nota!

Los problemas de salud mental puede que parezcan invisibles pero eso no significa que no existan. "Sigue habiendo aún mucho estigma con temas como la ansiedad y eso nos lleva a no saber gestionarla cuando aparece. Al igual que cuando sentimos ansiedad muchas veces tendemos a hacer cualquier cosa para no sentir y nos anestesiamos emocionalmente (ya sea atracando la nevera, haciendo scroll infinito en las redes sociales o con cualquier placer instantáneo que tengamos a mano), cuando alguna persona querida cercana se abre y nos cuenta que sufre ansiedad, es fácil que no sepamos cómo responder y busquemos (con la mejor intención) decir cualquier cosa para que pase el momento incómodo y cambiar de tema", explica Ixi Ávila (ixiavila.com), coach de Inteligencia Emocional.

¿Qué decir a una persona que se abre y confía en nosotros para expresar cómo se siente? La experta comparte sus mejores consejos para responder de manera acertada:

  1. En vez de decir: "No exageres, no es para tanto. Hay gente que está peor que tú y no se queja", puedes decir: "Te entiendo, no estás solo/a. Estoy aquí si necesitas hablar".
    Es muy importante no desacreditar los sentimientos de la persona que está pasando un mal momento, y validarlos buscando entender en vez de juzgar.
  2. En vez de decir: "No pienses en eso, relájate ya", prueba a decir : "¿Hay algo que pueda hacer por ti?".
  3. Si te digo: "No pienses en un elefante rosa" probablemente ya hayas visualizado el elefante en tu mente. Es importante entender que la persona no se preocupa aposta, y que lo está haciendo lo mejor que puede. Si quieres apoyar ofrece tu ayuda sincera y deja que sea la persona quien te diga lo que necesita.
  4. En vez de decir: "No seas drama queen (o dramático/a), esta noche nos vamos por ahí y te olvidas", puedes decir: "Puedes contar conmigo, no hay nada de malo en pedir ayuda, todas las personas necesitamos de ella en algún momento y eso está bien".

Ten en cuenta que un problema de ansiedad no se soluciona en una noche de distracción, busca transmitir comprensión.

La experta señala que cuando una persona pública abre el debate sobre la salud mental ayuda a:

  • Romper el tabú: En el momento que dejemos de ocultar los problemas de salud mental, nos daremos cuenta de lo comunes que son y podremos empezar a poner soluciones que de verdad mejoren cómo nos sentimos por dentro.
  • Animar a otras personas a ir a terapia: ¿Qué mejor influencia puede haber que esa? Cuando de repente vemos que esas personas que la sociedad idealiza también están pidiendo o necesitando ayuda, y no se avergüenzan, empezamos a plantearnos darnos permiso para hacer lo mismo.
  • El maravilloso efecto: ’No soy la única/o’: Cuando se abre la conversación, muchas personas se identifican y se dan cuenta así de que el problema no solo es suyo. Eso en sí essanador. Como se dicen en inglés: Un problema compartido es un problema dividido.

Continúa leyendo