Estas 10 canciones mágicas conseguirán que te pongas de buen humor inmediatamente

No se nos ocurren mejores ejemplos para levantar el ánimo en menos tiempo.

canciones divertidas sonreir
'La La Land' / STD.

Nada tiene tanto poder como una canción a la hora de transformar cualquier actividad mundana. Hacer las tareas del hogar al ritmo de una buena lista de reproducción puede convertirse en una hazaña épica. Conducir durante horas acompañada de una buena banda sonora con el volumen a tope puede convertirse en una aventura en la carretera. Practicar tu rutina deportiva escuchando las canciones más marchosas a través de tus auriculares puede convertirse en una auténtica preparación para los Juegos Olímpicos.

Todo esto es producto, claro está, de nuestra imaginación. Pero por unos momentos habremos conseguido la energía suficiente para ejecutar ciertas tareas que, en un principio, pudieron apetecernos muy poco.

Lo mismo ocurre cuando se trata de modificar los estados de ánimo. Escuchamos ciertas canciones cuando nos apetece sentirnos melancólicas, otras que nos dan subidón justo antes de salir de fiesta y música relajante mientras disfrutamos de un masaje o antes de dormir.

También hay música para cuando queremos arreglar un mal día o lo tenemos tan bueno que necesitamos acompañarlo de una playlist en consonancia. Por ambos motivos hemos recopilado las siguientes canciones. Porque sonreír cuesta muy poco con ellas. Estas son las canciones más felices que puedes escuchar en cualquier momento si necesitas levantar el ánimo.

So what de P!nk

Cuando necesites energía extra que, además de buenas vibraciones, te proporcione altas dosis de confianza, escucha esta canción de P!nk. No falla.

Cheap thrills de Sia ft. Sean Paul

Donde la escuches no importa tanto como el momento: recomendamos que sea un viernes en el mismo instante en que termina tu jornada laboral. Una vez dentro del coche, de camino al metro o en casa poniendo fin al teletrabajo, conseguirás entrar en 'modo fin de semana' en décimas de segundo.

Level Up de Ciara

Esta canción contagiosa y optimista te ayudará a comenzar el día con alegría. Si además te la bailas siguiendo sus pasos, la quema de calorías matutina está garantizada.

Young blood de The Naked and Famous

Ideal para dar un paseo mientras suena a todo volumen a través de nuestros auriculares porque es capaz de revitalizar hasta el ánimo más agotado.

Blank Space de Taylor Swift

Las canciones de Taylor Swift hay que manejarlas con cuidado a la hora de intentar modificar estados anímicos. Acostumbrada a poner letra y música a sus rupturas sentimentales, muchas de ellas son auténticos dramas adolescentes de los que, eso sí, siempre se desprende una moraleja. Podríamos haber elegido Shake it off - que también es una opción fantástica -, pero nos quedamos con Blank Space porque es perfecta para cantar a voz en grito y porque su vídeo es bastante cómico. Por no hablar de su vestuario de impresión.

Teenage icon de The Vaccines

Dicen que no tienen madera de ídolos adolescentes, pero lo que hace muy bien este grupo británico es conseguir mejorar tu humor desde los primeros acordes de esta canción.

A-Punk de Vampire weekend

Irresistiblemente pegadiza, esta canción de los neoyorquinos Vampire Weekend no solo te arregla el día, sino que te impulsa a bailar compulsivamente.

Kiss me de Sixpence none the richer

La escuchamos por primera vez en la película Alguien como tú en 1998 y ya no nos la pudimos quitar de la cabeza en todo ese año. Ahora es momento de recuperarla si necesitamos un poco de energía extra para sonreír.

Grace Kelly de Mika

Si Atrapa a un ladrón o La ventana indiscreta no te parecen motivos suficientes, después de los tres minutos y pico que dura esta canción, tú también querrás ser Grace Kelly.

Zou Bisou Bisou de Gillian Hills

Famosa por la secuencia de Mad men y porque parece ser una de las favoritas de los creativos de publicidad, Zou Bisou Bisou es probablemente la canción en francés más pegadiza y buenrrollista que hemos escuchado nunca.

Cristina Sánchez de Pedro

Cristina Sánchez de Pedro

No se me ocurre mejor forma de invertir mi tiempo que observando, disfrutando y escribiendo sobre aquello que más me entretiene: la moda, el cine y las series. También tengo una inexplicable atracción por los aparatos con muchos botones, por lo que estaba bastante claro que iba a terminar pegada a una calculadora, a una máquina registradora o al teclado de un ordenador. De momento, todo bien.

Continúa leyendo