Las frases más inolvidables de 'Desayuno con Diamantes'

¿Sabías que Truman Capote quería a Marilyn Monroe como protagonista de la película pero al final fue Audrey Hepburn la elegida para convertir Holly en un icono?

Apenas hace falta remarcar el talento, la belleza y el carisma de la actriz Audrey Hepburn. La palabra actriz tampoco es suficiente para describir a una mujer que se convirtió en un icono. El poder de seducción innato de la artista británica fue tal que hoy en día se sigue considerando una absoluta referencia del glamour, de la moda y de una elegancia que no envejece.

La película  “Desayuno con Diamantes “ (“Breakfast at Tiffany's” es su título inicial) se estrenó en 1961 como adaptación libre de la novela redactada por Truman Capote. Dirigida por Blake Edwards, la película contaba con Audrey Hepburn y George Peppard como principales protagonistas y actores secundarios tan importantes como Mickey Rooney o el español José Luis de Villalonga. La película se convirtió en un auténtico fenómeno. Ganadora de dos  premios Óscar (en las categorías de Mejor canción original y banda sonora gracias el trabajo de Henry Macini), la obra ni siquiera tenía que dar protagonismo en un principio a Audrey Hepburn. El atípico personaje de Holly, adolescente de 19 años y bisexual tenía que ser el de otra leyenda del cine, Marilyn Monroe. Pese a que Audrey aparentaba más años (lógicamente, ya que la actriz tenía 31 años durante el rodaje) y no tenía en principio mucho que ver con el personaje imaginado por Truman Capote, consiguió dar un vuelco por completo a la historia y su personaje.

Pero este no es el único cambio que se operó en la película. Para evitar la censura, se quitó cualquier referencia a los encuentros sexuales de la protagonista, a su aborto o a su afición por fumar marihuana. De hecho, el autor declaró: "Holly no es flaca, ni es chic, ni de cara huesuda como esta Holly Golightly". En la actualidad, la película sigue maravillando a miles de mujeres y hombres tanto por su historia como por su gran protagonista. Sin Audrey Hepburn no hubiera tenido, quizá, el mismo impacto. Recordamos, como un homenaje al icono del cine, 20 frases inolvidables de la película.

Continúa viendo nuestras galerías