Moda -- Actualidad

Zara o cómo reciclar antiguas temporadas en una nueva

3 meses de duro trabajo, 60 estudiantes y talento (mucho talento) han sido los ingredientes principales que han hecho posible ‘Shape de Invisible’, una colaboración entre Zara y nuevos talentos de todo el mundo de la moda que apuntan a convertirse en jóvenes promesas.

¿El resultado? Una colección de 60 prendas que reafirma por parte de una de nuestras marcas más queridas, la tendencia ‘eco’ a la que se está sometiendo la industria textil desde hace unos años.

La Real Academia de Amberes, la escuela Parsons de Nueva York, EnsAD de París y Kingston University de Londres han sido las escuelas afortunadas que participan en este proyecto. Con el reciclaje como motor, Zara les entregó cientos de prendas de temporadas anteriores a cada una de ellas, con las que los estudiantes dejaron volar su creatividad para crear, a partir de estas prendas, otras nuevas aportando su diseño, visión y estilo personal.

Las prendas, cada una con el ADN de su creador, varían en tonalidades que van desde los rojos a los negros pasando por estampados, con formas asimétricas y tejidos misteriosos que n muchas de las prendas se mezclan con el mayor de los descaros. El denominador común es, sin duda alguna, la bocanada de vanguardismo, que no es otra cosa que la traducción de las ganas e ilusión que desprenden los diseñadores estudiantes que han creado las piezas.

Sabemos lo que está pasando por tu cabeza ahora mismo: ¿Están a la venta? En caso de que no sea así, ¿lo estarán en algún momento? ¿Qué precio tendrán? Tras un buen rato de investigación propia del CSI, concluimos que ¡Zara no se ha pronunciado de momento!

La apuesta por el diseño sostenible es lo único que sacamos en claro de todo esto. El gran gigante no se podía quedar atrás en la tendencia ‘eco’ que inunda la industria de la moda.

Después de todo este misterio, lo único que podemos hacer es enseñarte una selección de las prendas que más nos han gustado y esperar, esperar y esperar hasta que se resuelva la gran incógnita. ¿Qué hará Zara con su colección ‘Shape de Invisible’?