tonica

Por fin llegó el buen t iempo, y con él, las terrazas. Me encanta cuando las calles empiezan a respirar calor y se visten de terrazas. ¿Hayalgo más apetec ible? Eso pienso mientras decido cuál será mi canción este verano. Es un r itual para mí porque formará par te de ese verano para siempre . Dudo entre dos, mis prefer idas este año. Seguro que un buen cocktail apoyará mi decisión .   He optado por sentarme entre sol y sombra para empezar a cultiva r mi bronceado, pero sin excesos . Unas ost ras francesas en la mesa de aliado me inspiran una de las bebidas más chics de la historia como aperitivo, un Gin Tonic, por mucho que el Cosmopolita n sea el preferido de Madonna, so sor r y, creo que no hay una copa más chic y con más glamour a estas horas que un Gin Tonic. Una buena ginebra, una buena tónica y un buen barman para combat ir el calor, ya sea en pleno asfa lto o en las terracitas de nuest ra costa con la humedad que siempre ilust r a mis vacac iones . No sé por qué a los españoles nos gustan tanto las terrazas y el buen tiempo. ¿Será porque nuestro carácter latino no soporta estar en casa?   Me encanta . Da igual donde mires en el mapa. Siempre hay alguna t er r aza tentadora donde disfrutar de un buen Gin Tonic. Cuando llega la noche teng o también mis pred ilectas, Penthouse, Urban , RoomMate, Silk b Soya o Vanit as en Madrid, Chile en Sevilla... La verdad es que soy un amante de la poderosa mezcla del Gin Tonic a cualquier hora . Lo confieso. Pero no cualquier Gin Tonic.   Me gusta elegir una ginebra Premium y mezclar la con Tónica Schweppes. Después de probar todas las nuevas tó nicas que han aparecido en barras y terrazas, no hay ninguna que consiga igualar el sabor que Tónica Schweppes aporta a mi copa. Otra s se quedan insulsas, aromatizan demasiado o desvirtúan totalmente mi Gin Tonic. Ni las terrazas son una cuest ión de moda, ni mi bron ceado, ni mi tónica. El otro día leí que algunos chefs ut ilizan la tón ica para hacer sopa. Qué desperdicio. Me encanta que marcas expertas pongan el Gin Tonic de moda cada verano , cada aperitivo y cada noche. ¿Tal vez es que nunca ha dejado de estarlo, no? Una moda que dura más de 225 años es sin duda por algo. Una moda con adeptos tan exigentes como Rita Haywor th, Hamphrey Bogart y Napoleón hace que te sientas parte de la historia.   Ahora enti endo por qué los ingleses, siendo tan adeptos a la tónica, pre fieren España para tomar un buen Gin Tonic. iPor las terrazas!   Eso sí, no verás a ninguno elegir otra tónica que no sea Tónica Schweppes. Meencanta este intercambio cultural, buen sol a cambio de buena tó nica. Qué genialidad la de Jacob Schweppe al int ro ducir anhídr ido carbónico al agua. y qué ocurrencia la de aquel of icial bri tánico que, para celebrar las numerosas victorias de sus tropas en la India, decidió mezclar tónica con ginebra para mantener la salud y el espíri tu de sus soldados .   Todas estas historias circulan por mi cabeza mientras term ino mi Gin Tonic embelesado, ya no en las ostras fra ncesas de la mesa de al lado, sino en las largas y tersas piernas que dibujan una sombra sobre el árbol de la ter raza. Tal vez esta noche pueda tomarme un Gin Tonic desde alguna terraza chill con la noche veran iega, esas piernas y la luna.     Felices terrazas

Tónica

Por fin llegó el buen t iempo, y con él, las terrazas. Me encanta cuando las calles empiezan a respirar calor y se visten de terrazas. ¿Hayalgo más apetec ible? Eso pienso mientras decido cuál será mi canción este verano. Es un r itual para mí porque formará par te de ese verano para siempre . Dudo entre dos, mis prefer idas este año. Seguro que un buen cocktail apoyará mi decisión .

 

He optado por sentarme entre sol y sombra para empezar a cultiva r mi bronceado, pero sin excesos . Unas ost ras francesas en la mesa de aliado me inspiran una de las bebidas más chics de la historia como aperitivo, un Gin Tonic, por mucho que el Cosmopolita n sea el preferido de Madonna, so sor r y, creo que no hay una copa más chic y con más glamour a estas horas que un Gin Tonic. Una buena ginebra, una buena tónica y un buen barman para combat ir el calor, ya sea en pleno asfa lto o en las terracitas de nuest ra costa con la humedad que siempre ilust r a mis vacac iones . No sé por qué a los españoles nos gustan tanto las terrazas y el buen tiempo. ¿Será porque nuestro carácter latino no soporta estar en casa?

 

TónicaMe encanta . Da igual donde mires en el mapa. Siempre hay alguna t er r aza tentadora donde disfrutar de un buen Gin Tonic. Cuando llega la noche teng o también mis pred ilectas, Penthouse, Urban , RoomMate, Silk b Soya o Vanit as en Madrid, Chile en Sevilla... La verdad es que soy un amante de la poderosa mezcla del Gin Tonic a cualquier hora . Lo confieso. Pero no cualquier Gin Tonic.

 

Me gusta elegir una ginebra Premium y mezclar la con Tónica Schweppes. Después de probar todas las nuevas tó nicas que han aparecido en barras y terrazas, no hay ninguna que consiga igualar el sabor que Tónica Schweppes aporta a mi copa. Otra s se quedan insulsas, aromatizan demasiado o desvirtúan totalmente mi Gin Tonic. Ni las terrazas son una cuest ión de moda, ni mi bron ceado, ni mi tónica. El otro día leí que algunos chefs ut ilizan la tón ica para hacer sopa. Qué desperdicio. Me encanta que marcas expertas pongan el Gin Tonic de moda cada verano , cada aperitivo y cada noche. ¿Tal vez es que nunca ha dejado de estarlo, no? Una moda que dura más de 225 años es sin duda por algo. Una moda con adeptos tan exigentes como Rita Haywor th, Hamphrey Bogart y Napoleón hace que te sientas parte de la historia.

 

Ahora enti endo por qué los ingleses, siendo tan adeptos a la tónica, pre fieren España para tomar un buen Gin Tonic. iPor las terrazas!

 

tonicaEso sí, no verás a ninguno elegir otra tónica que no sea Tónica Schweppes. Meencanta este intercambio cultural, buen sol a cambio de buena tó nica. Qué genialidad la de Jacob Schweppe al int ro ducir anhídr ido carbónico al agua. y qué ocurrencia la de aquel of icial bri tánico que, para celebrar las numerosas victorias de sus tropas en la India, decidió mezclar tónica con ginebra para mantener la salud y el espíri tu de sus soldados .

 

Todas estas historias circulan por mi cabeza mientras term ino mi Gin Tonic embelesado, ya no en las ostras fra ncesas de la mesa de al lado, sino en las largas y tersas piernas que dibujan una sombra sobre el árbol de la ter raza. Tal vez esta noche pueda tomarme un Gin Tonic desde alguna terraza chill con la noche veran iega, esas piernas y la luna.

 

 

Felices terrazas

Continúa leyendo...

COMENTARIOS