¿Son las españolas las mujeres más infieles de Europa?

Un estudio ha revelado algunos datos sorprendentes sobre la infidelidad femenina.

Pexels

La infidelidad es un asunto muy delicado y con muchos matices. Tanto si las has sufrido en tus propias carnes como si tú has sido infiel, o incluso si has conocido algún caso en tu círculo de amigos o familiares, estarás de acuerdo con nosotras.

Con todo, la infidelidad todavía está vista de una forma muy diferente según quien la cometa. Y es que a pesar de movimientos sociales feministas como el #metoo o la ola de empoderamiento femenino que sacude la sociedad actualmente, aún existen ciertos prejuicios muy arraigados: un hombre infiel es a menudo visto como un tipo envidiado y con suerte, mientras que una mujer infiel será mucho más propensa a ser criticada e insultada.

Muestra de ello es el último estudio realizado por Ifop para Gleeden a nivel europeo: el Observatorio Europeo de la Infidelidad. Este informe, que pretende estudiar y comprender la infidelidad femenina, se ha realizado en los cinco principales países de Europa, incluyendo España, -donde se ha contado con una muestra de 1.021 mujeres mayores de 18 años- Francia, Reino Unido, Alemania e Italia.

Los resultados han revelado algo que podíamos imaginarnos: existen muchas actitudes y percepciones que confirman que aún queda mucho para desestigmatizar el fenómeno de la infidelidad femenina, y equipararla a su equivalente, la infidelidad masculina. Pero el estudio ha dado más de sí.

 

Pexels

Las españoles no son las mujeres más infieles de Europa, al menos si hablamos de infidelidad física: el 38% de las españolas desvelaba que había sido infiel en algún momento de su vida, solo superadas por las alemanas (un 43%). Los datos, si hablamos de hombres, son mayores: en un estudio similar elaborado también por Gleeden en 2014, un 42% de los hombres españoles afirmó que sería infiel a su pareja si se asegurase que esta no se enteraría nunca.

En cuanto a un posible sentimiento de culpabilidad, el porcentaje crece en las mujeres: un 39% se arrepiente haber sido infiel y un 41% no se lo confesaría nunca a nadie, quizás por el miedo al rechazo. Pero... ¿Qué se entiende como infidelidad exactamente?

 

Tres tipos de infidelidad

El término es difuso y cada persona puede entenderlo con diferentes matices. El estudio distingue entre tres tipos de infidelidad: la psíquica, que consiste en fantasear con otra persona; la física, que consiste en mantener relaciones sexuales o besar a otra persona; y la virtual, que trata sobre el sexting y el flirteo tan común hoy en día gracias a las redes sociales y las apps para ligar.

Pexels

Y aquí hay otra de las conclusiones más reveladoras del estudio: las mujeres españolas pueden no ser las más infieles físicamente, pero tienen más fantasías y ligan más a través de Internet. En concreto, un 61% de las encuestadas en nuestro país afirma haber "puesto los cuernos" a su pareja de forma mental, al imaginarse con otra persona. La diferencia con el resto de países europeos reside en que las españolas no pasan a la acción y sus fantasías se quedan en eso.

El estudio, en definitiva, deja claro que existe un gran tabú en torno a la infidelidad femenina que no existe con la masculina. Quizás el derecho de las mujeres a no ser juzgadas por una infidelidad sea una de las conquistas pendientes del movimiento femenino...

Continúa leyendo