Planeta Mujer -- Sexo

15 errores durante el sexo que nunca jamás debes cometer

No cabe la menor duda, el sexo no tiene reglas establecidas. Cada persona es perfectamente libre de vivir su pasión (mientras no perjudique a nadie) como lo desee, sin tabúes ni restricciones. Es una forma de expresión tan bella como placentera, un momento de emoción que supone una conexión cuasi completa con el otro, un condensado de amor o de deseo inexplicable que nos llena más allá de todo. Su subjetividad es plena, de tal manera que no requiere seguir pautas. Basta con que las dos personas estén conformes con su deseo. Aun así, cabe recalcar que existen lo que podríamos denominar “errores” que pueden perjudicar o por lo menos generar incomodidad. Algunas de estas cosas son las que bajo ningún concepto se deberían hacer entre sábanas.

Aunque son objetivamente problemáticas, estas actitudes varían de una relación a otra. Un gesto no será interpretado de la misma manera con tu pareja que con un desconocido, o un amigo con derecho a roce. Es también una cuestión de confianza. Te será más complicado desnudarte sin miedo y olvidar todos tus complejos con un chico que acabas de conocer que con tu pareja de hace 10 años. Lógica implacable. No olvides, aun así, que estar en una relación estable no significa aceptar cualquier cosa. La confianza con tu pareja no supone una plena y obligada aceptación: puedes y debes decir “no” cuando no estás haciendo algo que te haga sentir bien, o que sencillamente te guste. La sinceridad y la comunicación son claves para tener una relación placentera. No tenéis siempre los mismos deseos o ganas, paciencia y comprensión os ayudarán a disfrutar juntos, sin complejos ni barreras.

Si tienes dudas de lo que en teoría nunca deberías hacer en la cama, te damos 15 pautas para tener sexo libre y felizmente. Que hacer el amor se convierta en un momento privilegiado en el que cada uno se sienta acorde con su esencia, y que os permita solo formar uno, tanto física como moralmente, más allá de todos los prejuicios. Dejaos llevar y prescindid de todo lo que os rodee. Es vuestro momento.