La infanta Cristina evita las fotos

La hermana de Felipe VI ha sido la invitada más discreta a la boda de Jaime Urquijo Zobel de Ayala y Alexandra Suarez en Madrid

Fueron tres días de fiesta, pero que se sepa la infanta Cristina prefirió asistir solo a la boda. Fue este pasado sábado en la finca Los Molinillos, uno de los enlaces más sonados del otoño. Se casaban Jaime Urquijo Zobel de Ayala, hijo de Beatriz Zobel de Ayala, y Alexandra Suárez en la finca Los Molinillos, propiedad de Carmen Fernández de Araoz (Piru Urquijo). Casi 700 invitados, escogidos entre la aristocracia, alta sociedad española y filipina, y el mundo de la cultura, entre los que se encontraba la infanta Cristina. La hermana menor del rey Felipe llegó sola y con el firme propósito de pasar lo más inadvertida posible, casi de incógnito, al menos para la prensa que cubrió la llegada de invitados a la preciosa finca, situada en Navalagamella, a 47 kilómetros de Madrid.

Infanta Cristina
Gtres

Las fiestas comenzaron el jueves, 4 de octubre, fecha importante en el calendario sentimental de la infanta, en el Palacio de Santoña con cena y flamenco para un selecto grupo de invitados. Se cumplían 22 años de su matrimonio con Iñaki Urdangarin en la catedral de Barcelona, el primero que pasa sola y quizá no le apetecía salir de fiesta para, precisamente, celebrar una boda. Al día siguiente, se organizó un asado party and dancing, en El Feligrés, finca propiedad del diestro Julián López ‘El Juli’. La infanta prefiere mantener un perfil bajo, mientras su marido cumple condena en la prisión de Brieva, y no se dejó ver en ninguna de estas fiestas previas.  El sábado sí asistió a la ceremonia que se celebró en Los Molinillos. Llegó sola e hizo todo lo posible por no ser fotografiada. Los medios apostados a la entrada de la finca dudaron hasta el último momento, porque no había signo alguno de que doña Cristina llegara hasta la puerta de la finca. Nadie la vio entrar. Ya en el interior, consiguió evitar las posibles fotografías que delataran su presencia allí. No posó para nadie, solo para los novios y su familia con quienes le une una especial relación.

Margarita Gómez Acebo
Gtres

En estos momentos, prefiere no aparecer en los medios y menos durante una celebración. Vestida con blusa de color aguamarina y pantalón oscuro, consiguió a duras penas lo que se propuso, porque algún móvil indiscreto sí consiguió una imagen. El lugar de la celebración es muy conocido por el rey Felipe y Don Juan Carlos. En enero del año pasado, el Escuadrón de Escolta de la Guardia Real se desplazó hasta Los Molinillos para realizar una marcha a caballo. 50 jinetes de la Guardia Real entrenaron varias destrezas en las inmediaciones de la finca propiedad de los Urquijo Fernández de Araoz. El rey Juan Carlos fue compañero de estudios y amigo en la actualidad de Jaime Carvajal Urquijo, primo de Jaime Urquijo Chacón, padre de Pedro, Gonzalo y Lucas Urquijo Fernández de Araoz. Gonzalo, presidente de Arcelor es muy amigo del rey Felipe. La infanta Cristina mantiene una relación muy cercana a la madre del novio, Beatriz Zobel de Ayala.

Continúa leyendo