¿Qué es la ultracavitación?

Es la nueva técnica para adelgazar y acabar con la celulitis de forma inmediata, sin cirugías y sin contraindicaciones. ¿La solución perfecta? Te lo contamos todo. ¡Dí adiós a la celulitis!

Ultracavitación

O liposucción sin cirugía. Es la nueva técnica para adelgazar y acabar con la celulitis de forma inmediata, sin cirugías y sin contraindicaciones. ¿La solución perfecta? Te lo contamos todo. ¡Dí adiós a la celulitis!

¿Un método casi milagroso?

La ultracavitación es un método muy efectivo que elimina la grasa localizada, que es prácticamente imposible eliminar con dietas o ejercicio. ¿Lo mejor? Es un método no invasivo y la alternativa más eficaz a la liposucción.

Se realiza mediante ultrasonidos de alta potencia los cuales secretan calor, disolviendo el panículo adiposo y mermando las molestias de la celulitis que es tan dolorosa y puede traer consecuencias negativas.

Te parecerá imposible que esta grasa se pueda eliminar sin cirugía pero así es, lo haremos gradualmente a través de la orina. La ultracavitación permite adelgazar y acabar con la celulitis que se sitúa en estas zonas sin dañar los tejidos de alrededor.

Pros y contras de la técnica

Además de ayudarnos a adelgazar, eliminar la celulitis y redefinir nuestra figura, podemos aplicar ultracavitación en varias zonas de nuestro cuerpo.

¿Te preocupa tu abdomen? Estás de enhorabuena, la ultravitación puede ayudarte a disminuir la grasa de esta zona. ¿Si son los muslos? Igual, todo depende del exceso de grasa y la problemática de cada una para aplicar este método en uno u otro sitio.

Los especialistas aseguran que en una sola sesión podemos perder hasta dos tallas, pero todo depende del caso. Si nuestro exceso de peso es muy acusado, lo notaremos rápido sino, hasta las 8 sesiones es probable que no veamos efectos significativos.

Esta técnica no requiere reposo y lo mejor, los expertos afirman que no tiene riesgos y es indoloro.

Y por supuesto, si quieres que el resultado dure debes mantener una buena alimentación y hacer ejercicio regularmente.

Entre sesión y sesión se aconsejan sesiones de drenaje linfático y seguir una dieta hipocalórica. Además de beber abundante agua antes y después de cada sesión (entre 1.5 y 2 litros diarios).

Aunque este método no tiene efectos secundarios, debes informarte bien antes de lanzarte a la piscina y acabar con celulitis. Las mujeres embarazadas, las personas con epilepsia, con marcapasos o algún tipo de infección no podrán realizarse el tratamiento, así que el asesoramiento es más que imprescindible.

Si estás decidida a acabar con esos kilos de más y esa grasa localizada, acude a clínicas especializadas y ¡adelante!

Etiquetas: celulitis

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS