Belleza -- Cuerpo

22 tatuajes pequeños y sencillos que querrás en tu piel

Son pequeños, puedes cubrirlos con una mano, algunos de rayas finas, muy finas, otros con un mínimo relleno. La gran mayoría buscan en él un doble sentido, una historia entre la tinta grabada en su piel, otros ninguno, simplemente, unas ganas inexplicables de dejarse pintar sobre su cuerpo. Sí, nos referimos a los tatuajes. Esta vez, de los más discretos y sencillos, los que pueden pasar (a veces) desapercibidos.

Existen tres tipos de personas cuando hablamos de tatuajes. Por un lado, están las que no pueden ni verlos, ni se han parado a pensar alguna vez en su vida en hacerse uno. Por otro lado, los  que siempre han tenido ese cosquilleo repentino cuando sale el tema “tatuajes” entre amigos y, por último, los que lo han tenido siempre muy claro, tanto que, probablemente, más de uno se lo hiciera con menos de 18 años.

No estamos hablando de la típica calcomanía de aquellas patatas de bolsa que te compraban cuando eras pequeño (o no tan pequeño) y te daba igual que quedara mal, que fuera un Pokémon en medio de la frente, un sol rodeando el ombligo o una calavera en mitad de la mano. Hablamos de tatuajes de verdad, de los que si quieres que se vaya, tendrías que acudir a un centro y someterte a una sesión de láser que podríamos ahorrarnos si nos lo hacemos con cabeza.

Dar el paso de hacerte un tatuaje, sobre todo para aquellos que dudan, es importante, muy importante. Seguramente, para buscar inspiración, antes de haberte hecho uno, has abierto Google, Pinterest, Instagram o, directamente, has sacado un folio y has sacado tu lado más creativo para diseñar tu propio tattoo. Esta vez, tu búsqueda o curiosidad ha hecho que te pares a leer estas líneas. Puede que haya surgido ese cosquilleo del que hablábamos antes, puede que no. En cualquiera de los casos, éstos tatuajes sencillos, pequeños, con buen gusto y (la mayoría) con un bonito significado, dejarán que te inspires, te empujarán a dar el paso para hacerte uno o, simplemente, te alegrarán la vista unos segundos. ¡Échales un vistazo!