Estiramientos sin salir de casa

Aprende a estirar sin necesidad de ir al gimnasio y con las ventajas de adaptarlo a tus tiempos

Estriramientos sin salir de casa

Estirar es bueno por muchos motivos. Cuando practicas deporte es necesario para poner en marcha la maquinaria y, cuando no, te mantiene en forma y evita dolores ocasionados por malas posturas, estrés, etc. Si no tienes tiempo, puedes practicarlos en casa. Y ni pesas, ni aparatos, sólo necesitas ropa cómoda y un poco de tranquilidad.

Biceps

Ponte de pie, de forma que estés perpendicular a la pared, después sube el brazo a la altura de los hombros y apoya la mano sobre la pared. A continuación, estira el tronco desde el brazo y empuja el hombro hacia delante para estirar los bíceps. Después cambia de lado.

Gemelos

Nos colocamos frente a una pared. Nos inclinamos hacia ella sin despegar los talones del suelo y manteniendo la espalda recta. Hacemos ese movimiento despacio y presionamos las manos contra la pared. Debemos notar cómo nos "tira" la parte de los gemelos. Aguantamos así unos 20 segundos y después relajamos. Para que este ejercicio sea efectivo hay que hacerlo varias veces.

Brazos y espalda

Coloca el brazo doblado por detrás de la cabeza, y baja la mano por la espalda lo que puedas. Con la mano contraria, tira del codo hacia la nuca. Debemos mantener esta posición unos 20 segundos y notar que "tira", pero nunca debemos sentir dolor. Después soltamos el brazo y relajamos.

Cuádriceps

Frente a la pared, nos apoyamos en la misma con la mano y con la otra nos cogemos la pierna derecha, doblada hacia atrás y la llevamos hasta tocar el glúteo. Mantenemos durante unos segundos y después relajamos. Después, se repite el ejercicio con la otra pierna.

Ingle

Nos agachamos y ponemos en el suelo las manos por delante de nosotros. Estiramos la pierna izquierda hacia atrás y mantenemos el pie derecho en el suelo. Después inclinamos el cuerpo hacia delante hasta tocar la rodilla derecha y mantenemos unos segundos. Una vez hecho esto, se repite el ejercicio con la pierna contraria.

Pecho, brazos y espalda

Damos un paso hacia delante, doblamos la rodilla hacia delante y la otra la apoyamos en el suelo. Con la espalda recta e inclinada un poco hacia delante, estiramos los brazos por detrás y los levantamos. Impulsamos varias veces los brazos hacia arriba con movimientos lentos. Debemos notar tensión muscular al hacerlo. Repetimos varias veces y después reposamos antes de cambiar de pierna de apoyo para pasar a ejercitar el otro brazo.

Etiquetas: estirar

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS