Los riesgos de hacer mal abdominales

Los ejercicios abdominales son unos de los más populares y los que se hacen con más frecuencia. Sin embargo, muchas veces, no se realizan correctamente y eso supone riesgos.

errores abdominales

Los ejercicios abdominales son unos de los más populares y los que se hacen con más frecuencia. Sin embargo, muchas veces, no se realizan correctamente y eso supone riesgos.

 

Molestias en el cuello, dolor de cervicales y dolor de espalda después de haber hecho abdominales, ¿te suena? Si es así, debes saber que las haces mal, ya que esos síntomas solo indican una mala ejecución del ejercicio. Al hacer abdominales trabajamos, como su nombre indica, el abdomen, que es donde podemos sentir agujetas o molestias después y no en otras zonas del cuerpo.

 

Por otro lado, está el hecho de hacer abdominales con el objetivo de quemar grasa de la tripa, cuando eso no es efectivo, ya que hacer abdominales sirve para tonificar la musculatura del abdomen, pero para quemar la grasa de la tripa son necesarios ejercicios aeróbicos y una dieta baja en grasas.

 

Una mala ejecución de las abdominales puede ocasionarnos serios problemas de cervicales y de espalda. Para evitarlo, debemos prestar especial atención a la postura: la mirada siempre debe ir al frente y la cara levantada, nada de pegar la barbilla al pecho, porque, de este modo, tiraremos del cuello. Podemos optar por hacerlas con las piernas levantadas o apoyadas en el suelo, pero de ambas formas es fundamental asegurarnos de que tenemos las lumbares correctamente apoyadas sobre la colchoneta. Expulsamos el aire al subir, cuando se contraen los músculos abdominales. Recuerda: siempre es mejor hacer el ejercicio despacio y bien, que rápido y mal, ya que la segunda opción nos puede “regalar” una lesión.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS