¿Cómo usar corrector sin que se cuartee? Estos trucos funcionan (de verdad)

¿El corrector te marca los pliegues y acentúa tus líneas de expresión? Con estos trucos sencillos puedes evitarlo.

Es uno de los productos de maquillaje sin el que muchas de nosotras ya no podríamos vivir. ¡Hablamos del corrector! Un producto multiusos perfecto para tapar imperfecciones, iluminar estratégicamente el rostro y sobre todo, disimular las ojeras.  Sin embargo, ¿cuántas veces te ha pasado que al aplicarlo en esta zona de los ojos, has visto como con el paso del tiempo, el producto se ha cuarteado y ha marcado pliegues? ¡Seguro que muchas!

Gisela Bosque, National Makeup Artist de Sephora, nos da las claves para utilizar el ‘concealer’ de la mejor forma posible, sin marcar arruguitas o líneas de expresión. ¡Toma nota de estos ‘tips’!

Indispensable: Una piel preparada

“La piel de la zona debe estar perfectamente hidratada si queremos evitar que a las pocas horas el pigmento del corrector se instale sobre el surco de las arruguitas o líneas de expresión. Para ello, aplica un grano de arroz de tu crema hidratante o de un buen contorno de ojos sobre la zona, deja esperar unos minutos y extiende entonces el corrector”, razona Gisela. ¿Uno de nuestros favoritos para usar antes del corrector? El Banana Bright Eye Cream de Ole Henriksen (34,99 euros), que con colágeno y vitamina C, disminuye la apariencia de las ojeras, hidrata en profundidad y mejora la aplicación y duración del corrector.

Ole Henriksen
Ole Henriksen

La aplicación correcta…

“No consiste solo en qué utilizar sino también en cómo hacerlo. Y una regla absoluta es evitar cubrir las arrugas porque lo único que conseguiremos es hacerlas más evidentes. Por eso siempre aconsejo aplicar el corrector desde el lagrimal hasta la mitad de la ojera, sin llevarlo nunca hasta la zona de las patas de gallo”, recomienda Gisela Bosque.

… y un buen producto (o dos)

Tan importante como una buena aplicación es el usar un buen corrector, con una fórmula hidratante que no se cuartee. ¿Uno de nuestros favoritos? El corrector de The Ordinary (5,99 euros en Sephora), que a pesar de ofrecer una cobertura muy alta, deja un acabado natural y no migra a la zona de líneas fínas de expresión.

The Ordinary
The Ordinary

También nos encanta el nuevo corrector Good Apple de KVD Beauty (28 euros), que ofrece una cobertura total y duradera con una fórmula muy ligera, enriquecida con extractos de manzana y frambuesa para nutrir e hidratar la piel.

KVD Beauty
KVD Beauty

Sella bien la zona

“¿Te da la impresión de que el efecto del corrector dura poco tiempo sobre tu piel? Puedes ayudarlo a mantenerse si aplicas una pequeñísima cantidad de polvos muy ligeros sobre la zona con pequeños toques de brocha”, señala la profesional. “También puedes aplicar una capa muy fina de un primer de sombras, que alisará la zona y sellará el corrector. Lograrás así no marcar las líneas de expresión y sellar el lápiz o sombra que apliques en la línea inferior de las pestañas”, añade la experta. ¿Nuestra recomendación? Esperar unos minutos para que el producto se integre en la piel antes de retirar el exceso y sellar la zona con polvos.

Continúa leyendo