¿Siempre llevas coleta? Los consejos que harán que no te dañe el pelo el peinado más cómodo del mundo

Puede dañar nuestra melena igual que otros hábitos muy nocivos a la hora de peinarnos. Estos consejos te ayudarán en tu rutina "coletera".

coleta: todo lo que debes saber para que no dañe tu pelo
Imaxtree

Este peinado, tan sencillo pero, a la vez, tan sofisticado es un imprescindible cada temporada. Cada estación los diseñadores y creadores de tendencias nos proponen una versión nueva de la misma, siempre parece que es la misma pero hay detalles que las hacen únicas. 

La coleta es nuestra gran aliada, ya sea para rescatarnos de un bad hair day o, sencillamente, para combatir el calor o sentirnos más cómodas. Pero, ¿estamos abusando de este peinado? La coleta puede estropear nuestro pelo incluso más que otros hábitos a la hora de peinarnos si no la realizamos correctamente. Te damos 7 consejos que necesitas saber para tu rutina "coletera".

1. No estires el pelo hacia atrás apretando demasiado. Una cola de caballo de toda la vida es muy práctica, pero procura no estirar con demasiada presión el cuero cabelludo porque es una zona muy sensible. De hecho, si aprietas demasiado y pasas muchas horas con el pelo tan estirado, se pueden dañar los folículos pilosos hasta el punto de que tu pelo empiece a caerse. Por no hablar de que una coleta súper alta puede darte dolor de cabeza. Muchos dolores de cabeza pueden estar provocados por la tensión constante de la misma, procura no abusar de esta tirantez durante mucho tiempo. 

2. Mejor no dormir con el pelo recogido hacia atrás. Recogerte el pelo hacia atrás con una goma del pelo es incluso más dañino cuando estás durmiendo. Al dar vueltas durante toda la noche, se añade más presión en las raíces. Lo mejor es mantener el cabello hacia abajo y dormir en una almohada con una funda de seda pura.

3. No lo recojas con goma elástica una y otra vez. Utilizar una goma en el mismo lugar tantas veces también puede dañar los folículos pilosos, exactamente igual que abusar del calor en tu pelo. Si vas a recogerlo, mejor utiliza coleteros no elásticos, hazte una coleta baja y fíjala con horquillas.

4. La coleta, mejor con el pelo seco. Es posible que al salir de la ducha recojas tu pelo para mantener la humedad, pero de esta forma se pone más presión en el cuero cabelludo. Si aun así sigues convencida en quitarte el pelo de la cara mientras se seca, prueba a recogerlo con una banda de seda. Como la funda de almohada, no es abrasiva para el cabello y lo mantendrá limpio y elegante.

5. Cuidado con los cierres metálicos de las gomas. Si has notado que cada vez existen menos coleteros con partes metálicas, es básicamente porque se enganchan tanto al pelo que termina por romperlo o arrancarlo. Puedes aprovechar y utilizar los  scrunchies (los coleteros de los 90) que se siguen llevando una temporada más. 

6. Procura dormir con el pelo suelo. Muchas veces el pelo nos molesta para dormir y quizá abusemos de recogidos bajos para dormir como la coleta, es mejor, para evitar quebrar la hebra de pelo, que evites anudarlo en una coleta durante el descanso nocturno. 

7. No lo conviertas en tu peinado diario. Si no eres muy habilidosa o no soportas el pelo en la cara no lo dudes y lánzate a conquistar el maravilloso mundo de las diademas

Continúa leyendo