Marie Claire

Esto no te lo esperabas: 14 películas con giros de guion tan sorprendentes que aún no nos hemos recuperado

Historias que te mantienen en vilo y, de repente,… ¡Boom! ¡Nada es lo que pensabas! Trucos de guion que parecen de mago y que consiguen que recuerdes esas películas durante mucho, mucho tiempo.

A los guionistas y a los directores de cine les gusta jugar con los espectadores. Y los espectadores, una vez que nos sentamos en la sala oscura del cine, queremos que jueguen con nosotros y nos cuenten historias que nos atrapen. Es un acuerdo que se firma en el momento de comprar la entrada y todos, tan contentos. Estamos absolutamente preparados para que nos sorprendan.

En la estructura clásica de guion se conocen tres puntos de giro: el primero, que marca el inicio de la historia y coincide con una acción de especial intensidad dramática; el mid point, que supone la renovación del compromiso del protagonista con su objetivo; y el segundo punto de giro, que anuncia al espectador que el problema se va a resolver pronto, y al mismo tiempo le advierte de que las posibilidades de éxito del protagonista son escasas.

Estos puntos de giro pueden ser más o menos inesperados y coherentes con lo que hemos visto hasta el momento o, por el contrario, suponer que los acontecimientos tomen un rumbo tan sorprendente e imprevisible que nos dejen con la boca abierta y preguntándonos en qué momento nos distrajimos para que nos colaran semejante gol por toda la escuadra.

Nos han engañado… ¡Y de qué manera! Pero es una clase de engaño con el que comulgamos desde el primer momento. Ahora la cosa sí que está emocionante y, como espectadores, nos preparamos con los brazos abiertos para descubrir cualquier otra locura genial de este tipo. Sin embargo, todo está calculado, aunque los giros locos de guion suelen ser siempre bienvenidos, los guionistas tienen claro que 'lo poco gusta y lo mucho cansa', y la máxima que deben cumplir siempre estos trucos narrativos es la de la coherencia y verosimilitud con el resto de la historia.

Porque al igual que hay giros de guion que nos hacen aplaudir, hay otros que son capaces de cargarse una película por completo, trucos baratos que no consiguen el efecto esperado y que nos hacen poner los ojos en blanco de incredulidad. Sin embargo, hoy hemos venido a hablar de los primeros, de los que consiguen que recordemos una película por los siglos de los siglos.

Cambios de sentido únicos, vueltas de tuerca maestras, desenlaces que dejan huella,… Estas son algunas de esas películas memorables que contienen un giro de la trama que nunca vimos venir. El que avisa no es traidor: a partir de ahora, cuidado con los spoilers, que son de los buenos.

tracking