A ellos también se les fue de las manos: las mejores canciones que hablan de embriaguez

Una lista de reproducción musical para brindar a la salud de todos con canciones que cuentan historias de aquellos que brindaron demasiadas veces en una misma noche.

canciones beber alcohol
'Spring breakers' (Gtresonline).

Las canciones que hablan sobre celebrar un acontecimiento con unas copas o sobre empapar las penas en alcohol no tienen que ver necesariamente con beber en exceso, pero lo que sí está claro es que el consumo de alcohol nos afecta bastante emocionalmente. Desinhibición y comportamientos impulsivos, sensación de bienestar generada por un aumento de endorfinas o sentimientos depresivos que pueden desencadenar el llanto son solo algunas de las reacciones más frecuentes que experimentamos cuando hemos bebido más de la cuenta.

Todo esto, por supuesto, también ha sido recogido en innumerables canciones que hablan del consuelo momentáneo de una (o varias) copitas de más y de las consecuencias que vienen después, y que suelen dejarnos de regalo una preciosa resaca.

Hemos recopilado algunas de las más famosas con el objetivo de crear una playlist para brindar - porque hay que brindar y celebrar más -, aunque sea con agua. En este caso, también nos vale.

Cheers (Drink to that) de Rihanna

Brindar para celebrar, brindar todo el rato. En este videoclip Rihanna brinda en el escenario con su público. Avril Lavigne - que colabora en esta canción - también brinda, pero muy cerca de una piscina. Tanto, que se lanza a ella subida en un monopatín. Cheers (Drink to that) es una reivindicación de esos momentos en los que, estando con amigos, la cosa se nos va un poco (bastante) de las manos, nos soltamos la melena y conseguimos dejar a un lado los problemas que nos afectan a diario.

Rehab de Amy Winehouse

Este relato en primera persona de cómo su entorno se preocupaba por el deterioro de su estado de salud y su afición al alcohol se convirtió en el primer gran hit de la cantante y compositora británica trágicamente desaparecida.

Drunk in love de Beyoncé

Durante algunos años Beyoncé y Jay-Z guardaron silencio sobre su relación personal. Sin embargo, este misterio se desvaneció con canciones como esta, en la que Queen Bey cuenta entre líneas cómo se lo pasaban ambos viviendo la noche cuando eran novios. Perfecta para una reunión en clave chill.

Tequila de The Champs

Esta canción instrumental la has escuchado mil veces y tiene una esencia vintage camaleónica capaz de encajar en cualquier reunión, porque es todo un clásico atemporal. De hecho, nos parece perfecta para otra de nuestras playlists favoritas: la de canciones con superpoderes para animarte al instante.

Emborracharme de Lori Meyers

"Sigo aún borracho perdido, pero me atrevo a contarte que yo no puedo ser tu amigo…" o cuando la valentía y el atrevimiento hacen acto de presencia tras unos cócteles y a la hora de declarar tu amor.

Quiero beber hasta perder el control de Los Secretos

Beber para no pensar en una ruptura amorosa. Beber para no dejar de pensar en ella. Beber para derramar lágrimas que curan heridas. Beber para perder la cabeza, como avisa desde el título este éxito del grupo madrileño que compuso Enrique Urquijo.

Cigarettes & Alcohol de Oasis

O cuando, de repente, alguien le pone música y letra a ese momento de la vida en el que solo te apetece fumar y beber después de un día en el que nada ha salido bien.

Shot for me de Drake

La canta Drake, pero Shot for me está compuesta por The Weeknd. En ella el rapero les dice a sus ex parejas (con rencor) que sabe lo mal que lo están pasando porque no van a encontrar a otro como él, y les pide que se tomen otra copa a su salud para intentar superarlo. Todo elegancia.

That’s what I like de Bruno Mars

El baile de Bruno Mars en este videoclip es hipnótico y nos parece genial que el coro repita la adorable frase 'champán de fresa con hielo' todo el rato.

Lilac wine de Miley Cyrus

Originalmente cantada por Nina Simone y versionada también por Jeff Buckley, Miley Cyrus la interpretó en 2012 - en su estrategia por deshacerse del personaje de Hannah Montana - en una sesión acústica grabada en el patio de su casa. Lilac wine habla de un misterioso caldo tan embriagador como una ex amante que ha desaparecido.

Cristina Sánchez de Pedro

Cristina Sánchez de Pedro

No se me ocurre mejor forma de invertir mi tiempo que observando, disfrutando y escribiendo sobre aquello que más me entretiene: la moda, el cine y las series. También tengo una inexplicable atracción por los aparatos con muchos botones, por lo que estaba bastante claro que iba a terminar pegada a una calculadora, a una máquina registradora o al teclado de un ordenador. De momento, todo bien.

Continúa leyendo