Marie Claire

Melania Trump y su look colonial en Egipto: ¿flechazo cuestionable?

Puede que ser primera dama de Estados Unidos sea un gran peso, pero para Melania Trump, a demás de convertirse en un trabajo a jornada completa es toda una aventura. El último capítulo de su diario de viaje le ha llevado a Egipto y ella, tan feliz, se ha montado un 'outfit' propio de descubrir la momia de Tutankamón.

Sentimientos encontrados se apoderan de nosotras. Por un lado nos parece absolutamente maravilloso que Melania Trump invoque los espíritus de los arqueólogos que a comienzos del siglo pasado desenterraban faraones, pero por el otro lado salta nuestra alarma de "Melania se está montando sus peliculitas otra vez". Recientemente vimos a Mel (vamos a llamarla así para acortar un poco y crear sentimiento de cercanía) ataviada como toda una Karen Blixen -protagonista de 'Memorias de África'- en su viaje a Kenia. Sí, la originalidad es uno de los must en el armario de Melania. Si la película en la que Robert Redford y Meryl Streep volaban en avioneta viendo los atardeceres africanos se desarrollaba en Kenia, puede que Mel la viera antes de iniciar su gira africana y tomara algo de inspiración para visitar el país.
El modelito en cuestión levantó las críticas de medio continente y es que el outfit no tenía desperdicio. Impoluta camisa blanca, pantalones beige de safari y la guinda del look: un sombrero salacot. Para familiarizarnos con el término, se trata del clásico sombrero que llevaban los colonizadores blancos en África. Dicho sombrero se convirtió en todo un icono de la supremacía blanca en el continente ya que, desde finales del siglo XIX y hasta las primeras décadas del siglo XX.
Pero este look no ha sido el único que ha llamado la atención de los medios y de la opinión pública. Continuando con los tópicos, Melania ha optado por accesorios de estampado leopardo (están de moda, sí, pero ella no suele llevarlos), color camel y verde militar, botas altas, pantalones de safari o vestidos con estampados de animales de la Sabana..
Sin embargo, ahí no queda la cosa, su siguiente destino era Egipto y su look para tal cita es nuestro kit de la cuestión. Enfundarse en un vestido dorado con apliques turquesas y llevar un brazalete con forma de serpiente era too much hasta para ella, así que hiló más fino aun y optó por un outfit egipcio pero más cercano en nuestros días, concretamente inspirado en el look que el propio Howard Carter llevaba cuando trabajaba a sol y sombra en la tumba de Tutankamón. Pantalones anchos de lino, camisa blanca de cuello pico y abotonada hasta arriba, corbata negra, americana beige y sombrero panamá, al más puro estilo explorador, pero sutilmente completado con una gardenia negra... Porque Mel es muy fan de Gabrielle Chanel.
Melania se ha montado una película y en su mente estaba quedando maravillosa... Las fotografías a los pies de la gran pirámide ataviada como toda una arqueóloga en pleno apogeo del colonialismo birtánico - que nos preguntamos qué buena amiga se habrá llevado al viaje para que se las haga - son maravillosas... Pero a lo mejor cuando eres la primera dama de Estados Unidos queda un poco raro que aproveches un viaje oficial para montarte una película.
PD: Dicho lo dicho y críticas aparte, las fotos nos encantan y parecen salidas de la mejor producción de moda.
tracking