10 canciones que pueden sonar en tu boda civil y que la convertirán en la más emocionante de todas

Estos temas musicales garantizan una ceremonia memorable en la que puede que más de uno, sin para nada esperarlo, suelte una lagrimita.

mejores canciones boda
Unsplash

La entrada de los novios en el lugar de la ceremonia - sobre todo la de la novia - es uno de los momentos más emocionantes de cualquier boda. El camino hacia el lugar donde ambos contraerán matrimonio bien merece una banda sonora propia, al igual que otros momentos reseñables del evento en el que su compromiso queda sellado frente a sus seres queridos.

Las bodas religiosas permiten menos personalización musical por celebrarse en un sitio de culto, pero las bodas civiles que tienen lugar fuera de un edificio público (como un ayuntamiento, por ejemplo) son el sitio perfecto para dar rienda suelta a todos nuestros 'caprichos' que queremos que tengan su momento en el gran día.

Las canciones que recomendamos a continuación son una gran elección si el objetivo es que vuestra ceremonia tenga una banda sonora emocionante que consiga poner la piel de gallina a todos vuestros invitados. Solo con volver a escucharlas para escribir sobre ellas han conseguido este efecto, por lo que podemos afirmar que el éxito está garantizado.

Can’t help falling in love de Elvis Presley

Pocas personas son capaces de resistirse a este clásico que encaja perfectamente en cualquier celebración del amor. La versión del 'rey del rock' es la más famosa, pero también puedes encontrarla entre el repertorio de Celine Dion e Il Divo.

Kissing you de Des’ree

Poderosa y romántica. Si se incluyó en la banda sonora de Romeo+Julieta de Baz Luhrmann, por algo será.

Fix you de Coldplay

Al piano, con guitarra acústica, interpretada a dúo,… Cualquier versión responde positivamente a este éxito de Coldplay que ha trascendido más allá de la voz de Chris Martin.

Flightless bird, American mouth de Iron & Wine

Esta canción folk es una excelente opción tanto para ceremonia como para abrir el baile de recién casados.

All of me de John Legend

Si todavía no ha alcanzado la categoría de 'clásico' en el mundo nupcial, poco le falta. Favorita para abrir el baile, también es un tema fantástico para uno de los grandes momentos de las ceremonias civiles.

Perfect Duet de Ed Sheeran y Beyoncé

Una de las baladas más conocidas (y escuchadas) de Ed Sheeran parecía perfectamente romántica hasta que conocimos la versión en la que Beyoncé le da la réplica. En este momento, por tanto, estamos hablando de una canción absolutamente redonda para celebrar el amor.

The One de Kodaline

Su letra habla del flechazo de quien reconoce al primer vistazo a quien va a convertirse en su compañero para toda la vida y pone los pelitos de punta. Por tanto, es una alternativa tan buena como el resto a la hora de escucharla de camino del 'altar'.

Unchained Melody de Lykke Li

La de la cantante sueca Lykke Li es la (pen)última versión del éxito ultra romántico que hicieran famosos los Righteous Brothers en 1965 y que después se convirtió en el tema central de la banda sonora de Ghost. Cualquier versión de esta canción - Elvis Presley también tiene la suya - es buena para crear un momento absolutamente mágico.

Wonderful Tonight de Eric Clapton

Escuchar a Eric Clapton tocar la guitarra es hipnótico y sus canciones románticas son totalmente atemporales. "De alguna manera, nuestro tiempo y lugar se detienen / El amor vive dentro de nuestros corazones y siempre lo hará".

I run to you de Lady Antebellum

Con mucho más ritmo que las anteriores, I run to you es perfecta para esas parejas incapaces de dejar de mirarse aunque todo a su alrededor esté saltando por los aires (que es básicamente lo que dice su letra).

Cristina Sánchez de Pedro

Cristina Sánchez de Pedro

No se me ocurre mejor forma de invertir mi tiempo que observando, disfrutando y escribiendo sobre aquello que más me entretiene: la moda, el cine y las series. También tengo una inexplicable atracción por los aparatos con muchos botones, por lo que estaba bastante claro que iba a terminar pegada a una calculadora, a una máquina registradora o al teclado de un ordenador. De momento, todo bien.

Continúa leyendo