Isabel Bowes-Lyon: los secretos de la única que ha hecho sombra a la reina Isabel

La madre de la reina Isabel II, Isabel Bowes-Lyon contaba con una fuerte personalidad y una longevidad envidiable

Isabel Bowes-Lyon
Pinterest

Divertida, graciosa, empática y con una fuerte personalidad. Así podríamos definir a la Reina Madre, conocida de esta manera para no confundirla con su hija Isabel. Tozuda como ella misma, pero con un desparpajo sin igual, Isabel Bowes-Lyon fue una progenitora coraje que, en su larga vida sufrió mucho, pero supo quitar hierro a todos los asuntos gracias a al humor que la caracterizaba y a la ‘bebida’. Incluso, se dice que Adolf Hitler la catalogó como “la mujer más peligrosa de Europa” dada su personalidad y su moral británica.

Isabel Bowes-Lyon
Pinterest

El 30 de marzo se produjo el 18 aniversario de su muerte. El año 2002 marcó un antes y un después tras el fallecimiento de la madre de la actual reina Isabel II. “Murió plácidamente mientras dormía esta tarde en Royal Lodge, acompañada por su hija”, comunicaron fuentes del Palacio de Buckingham en su trágico día. Isabel Bowes-Lyon nació en el siglo XX, concretamente el 4 de agosto de 1900, y murió en el XXI, el 30 de marzo de 2002. A punto de cumplir los 102 años. Una longevidad envidiada por muchos y, la cual, ahora está heredando la soberana británica, siendo así uno de los mayores secretos de esta familia.

Jorge VI e Isabel Bowes-Lyon
Gtres

Pero la ancianidad no fue el único secreto que encerraba la mujer de Jorge VI. También lo fue uno de sus mayores aliados, la Ginebra. Según reveló el libro ‘Behind the Throne: A Domestic History of the Royal Household’ –‘Detrás del trono: una historia doméstica de la Casa Real’-, sobre la familia británica, el historiador Adrian Tinniswood recogió la rutina que tenía la Reina Madre con el alcohol. “La sola visión del vino me sube el ánimo. Sería una tragedia si no pudiera beber nunca más”, le dijo Isabel Bowes-Lyon a su marido, Jorge VI, en 1925, estando ella embarazada y, por consiguiente, privada de la bebida.

Álbum de la Reina Madre
Gtres

Ginebra, Dunnet –licor similar al vermú-, vino, Martini, copa de champán y un vasito de oporto. Una rutina a base de alcohol que desvelaron varios testimonios, entre ellos Margaret Rhodes, sobrina y dama de compañía de la madre de Isabel II, y Colin Burguess, el secretario privado de Isabel Bowes-Lyon. Todo ello repartido en el día: antes del almuerzo, la comida y posterior, y antes de la cena y al terminar. Una afición que no la dejaba indiferente. De hecho, este gusto por el alcohol de la abuela de Carlos de Inglaterra es de sobra conocido. Fue el escritor William Shawcross quien también evidenció estas prácticas en el libro ‘Reina Isabel, la reina madre’, una de las primeras biografías oficiales que vio la luz en 2009, tras la muerte de la misma a los 101 años en 2002.

Reina Isabel
Gtres

Esta costumbre la ha mantenido intacta su hija, según desveló en 2017 Darren McGradi, cocinero del Palacio durante más de una década. En una entrevista a Vanity Fair contó que Isabel II tomaba cuatro bebidas alcohólicas al día. La primera antes de las comidas, ginebra con Dubonnet; la segunda un Dry Martini para acompañar en el almuerzo; para terminar una copa de vino y, por último, antes de irse a la cama toma champán. Un menú muy variopinto a la altura de su madre.

Continúa leyendo