Victoria Federica, ¿maquillaje o extra de bronceado? La hija de la infanta Elena protagonista del desfile de Dior

La nieta de don Juan Carlos y doña Sofía ha cogido un vuelo destino a la ciudad de la moda, donde se ha reencontrado con su padre.

Hasta el último momento estuvo en el aire si Victoria Federica iba a estar presente o no en la Semana de la Moda de París. Por todos ya es sabido que la hija de la infanta Elena se ha convertido en una verdadera influencer. Si bien antes optaba por mantenerse en un discreto segundo plano, evitando acaparar la atención, ahora es una más del mundo 2.0, aunque con ciertas limitaciones.

Victoria Federica
Gtres

Si las creadoras de contenido cuentan cómo es su día a día con todo lujo de detalle, Vic -como la llama su entorno más cercano-, prefiere seguir poniendo ciertas barreras a la hora de narrar cómo se desenvuelve diariamente, ya que pese a este paso al frente en la esfera pública, los lazos de sangre que la unen con la Familia Real española tienen ciertas limitaciones.

Después de tener que desplazarse a Atenas, Grecia, para asistir al funeral de Constantino de Grecia, hermano de su querida abuela doña Sofía, puso rumbo unos días a Abu Dabi junto a su hermano, su madre y don Juan Carlos, tal y como indicaba hace unas horas el portal Informalia. Por este motivo cabía la posibilidad de que se perdiera la cumbre de celebrities que se están reuniendo estos días en la ciudad francesa.

A las pocas horas de desatarse la incógnita, era la propia Victoria Federica quien confirmaba que había hecho de nuevo las maletas para vivir in situ los desfiles que marcarán los ritmos de la moda la próxima temporada primavera-verano 2023. No ha reaparecido en solitario, sino con una persona muy especial para ella: su padre. En sus redes sociales se ha podido ver cómo ambos han posado de lo más sonrientes ante el objetivo de la cámara. "El mejor dúo", ha comentado orgullosa la joven, de 22 años. 

Juntos han estado en el front row de Dior, donde se codearon con celebridades como Carla Bruni, Chiara Ferragni o Kristen Dunts, entre otras. No es para menos y es que, su pasión por la moda la ha heredado de su progenitor, quien trabaja como asesor de Bernard Arnault, propietario del conglomerado del lujo LVMH, bajo el que se agrupan marcas de alta costura como la citada Dior, Louis Vuitton o Ruinart, motivo por el que es habitual verle en los desfiles de moda.

Para la especial ocasión, Victoria Federica se ha decantado por un pantalón negro de traje a juego con una chaqueta con hombreras marcadas a tono con borlas repartidas por todo el diseño. Debajo, una camisa blanca con cuello solapa para dar el toque de luz al conjunto. Ha rematado este estilismo con unas bailarinas de charol con tiras y, como no podía ser de otra forma, el bolso de la maison francesa no ha podido faltar. Se trata del modelo bombonera con tira extralarga para colgar de diferentes maneras.

En cuanto al peinado, parece ser que lo tiene claro y es que, además de las coletas engominadas, le gusta llevarlo con la raya en medio y liso, como ha ocurrido esta vez. Por otro lado, ha llamado especial atención el tipo de maquillaje que ha llevado. Victoria siempre apuesta por el minimalismo y la sencillez en lo que a maquillaje se refiere, sin contar las ocasiones en las que difumina sus ojos con un perfecto efecto smokey eyes. Ahora, la hija de la Infanta ha deslumbrado por un make up muy natural: sombra nude, labial a tono y máscara de pestañas. Sin embargo, el tono de su piel era mucho más moreno que otras veces, y no es de extrañar dadas las temperaturas que hay estos días en Abu Dabi, donde habría pasado las últimas horas. 

Sheila González

Sheila González

Continúa leyendo