¡Quiero un culo diez! Consíguelo con estos 5 consejos

¿Estás dispuesta a poner todo de tu parte para lucir la retaguardia deseada? Te contamos cómo conseguirlo en cinco pasos.

¡Quiero un culo diez! Consíguelo con estos 5 consejos
Instagram @victoriassecret.

1. Ni un paso en falso. "Si tenemos en cuenta que el glúteo lo forman distintos músculos (mayor, medio y menor), los squats (sentadillas) y lungues (zancadas) son los ejercicios perfectos porque los trabajan todos", explica Anna Santidrián, Expert Line Coordinator en Holmes Place. "Lo ideal es alternar ambos en tres series de 45 segundos", y añade: "Subir y bajar entre 15 y 20 escalones lo más rápido posible".

2. Amarás los batidos. Beber dos vasos de batido verde a diario te hará sentir y verte mejor. Medio aguacate, media manzana, una rodaja de piña, el zumo de un limón, un puñado de espinacas, un vaso de agua (o caldo de verduras) y jengibre son los ingredientes que sugiere Natalia Nasarre, nutricionista y dietista en el Instituto Javier de Benito.

3. Menos sal, mejor. "La sal es fundamental en nuestra dieta, porque nos proporciona el sodio necesario para un buen aporte electrolítico –explica Nasarre–. El problema es que, según la OMS, consumimos el doble de la recomendada". Y la mayoría de las veces no somos consciente de ello, "porque el 75% de la sal consumida no proviene del salero, sino de los alimentos que compramos", advierte la experta. Sabemos que esta provoca retención de líquidos: utiliza menos y estarás también 'reduciendo' volumen en el trasero.

 

Shout it from the rooftops—panties are 5 for $27.50! 📢

Una foto publicada por Victoria's Secret (@victoriassecret) el

 

4. 'In corpore sano'. Unos glúteos débiles (causados por el sedentarismo) provocan que los músculos de la zona lumbar y de los isquios intenten compensar esa falta de fuerza, lo que acarrea dolor y tensión. Macarena Cutillas, directora de Californian Hot Yoga en Madrid, sugiere endurecerlos practicando Ardha Danhurasana: "De rodillas, estira la pierna derecha atrás y dobla la rodilla, dirige la mirada al suelo para que el cuello esté relajado y empuja el pie flexionado hacia el techo. Haz 12 repeticiones con cada pierna y descansa".

5. 'Run, baby, run'. No subestimes el poder del running. "El trabajo explosivo de los sprints, las series cortas con descansos de unos segundos entre ellas y los cambios de ritmo en una carrera continua ayudan a trabajar la potencia de la musculatura de la zona", anima Santidrián.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS