La dieta de tres días para perder tripa que sí funciona pero sin dañar tu salud

Dos expertas en medicina y nutrición nos explican si esto es posible y cómo podemos conseguirlo (porque sí se puede).

¿Es posible perder 3 kilos en 3 días como anuncian muchas dietas en Internet? La realidad es que es prácticamente imposible y si lo haces será de líquido (recuerda que puedes perder hasta dos kilos de líquidos si te alimentas con productos que te ayuden a drenar). Lo que sí podemos hacer es perder tripa y, sobretodo, rebajar la inflamación abdominal que se traducirá en una tripa más plan en menos de lo que te imaginas. ¿Cómo podemos hacerlo sin dañar nuestra salud? Aprovechando aquellos alimentos que ayudan a tu intestino y a tus  digestiones para que el aparato digestivo esté lo menos inflamado posible. Para conseguir estos resultados de manera real y sin dañar nuestra salud contamos con los consejos de las doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto, de la Clínica Mira + Cueto (Calle Apolonio Morales, 13, G. Madrid) 

Sobre todo durante estos tres días introduciremos muchos "alimentos que os ayudarán a deshincharnos. Frutas, café, pero sin leche, pan integral, tomate, atún… Mucha proteína, mucha fibra y 0% grasas malas" nos apuntan las doctoras.

Photo by Jannes Jacobs on Unsplash

Como nos explican las doctoras, tenemos que tener en cuenta que "para perder peso y deshinchar la tripa" nos recomiendan que transformemos nuestra alimentación y procuremos dar prioridad a una "dieta rica en fibras (que mejorará el tránsito intestinal) y con alimentos antiinflamatorios y que no producen gases durante su proceso de digestión. Alimentos inflamatorios pueden ser de difícil digestión y por eso generar toxinas y un acúmulo de líquidos y gases en el intestino, resultando en hinchazón de la tripa. Y algunos alimentos, como las legumbres y algunas verduras como el brócoli, repollo, alimentos procesados y en conserva, producen muchos gases en su proceso de digestión, con lo cual lo ideal es evitarlos", apuntan las Dras Mira+Cueto. Por ello, en este plan exprés de tres días no encontrarás ese tipo de alimentos, todo lo contrario, te alimentarás a base de comida natural y fibra, sin renunciar a la nutrición pero con alimentos bajos en calorías

 

Menú de la dieta de 3 días para perder tripa

brooke lark para unsplash

Te explicamos en qué consiste. 


Lunes


Desayuno: Café o Té sin leche + Minibocadillo (50 g de pan integral) de tomate y atún o de queso bajo en grasas. 

MM: 2-3 rebanadas de Piña natural. 

Comida. Ensalada de pollo (pollo, pepino, tomates cherry y lechugas variadas). 

Merienda: 2 kiwis. 

Cena: Ensalada de Gambas (lechugas variadas, gambas o langostinos cocidos, tomates, limón, semillas de sésamo y aceite de oliva Virgen Extra).


Martes:


Desayuno: Café o Té sin leche. Una rebanada de pan integral con aceite de oliva y fiambre de pavo. 

MM: 1 bowl de Fresas 

Comida: Ensalada de garbanzos (garbanzos cocidos cocidas, tomates cherry, apio, perejil, pimiento rojo, aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta negra molida, vinagre de vino blanco) 

Merienda Macedonia de  frutas (naranja, fresas, manzana, kiwi). 

Cena: Ensalada de Cogollos (cogollos de lechuga, espárragos blancos, atún al natural).


Miércoles:


Desayuno: leche de almendras + 4 cucharadas de  granola de semillas y frutos secos + 5-6 fresas. 

MM: Una pieza de fruta (por ejemplo Papaya) + yogur 0%. 

Comidas: Ensalada de Pavo y zanahoria: Pechuga de pavo, apio, zanahoria cruda rallada, lechuga picada y aliño con jugo de naranja, aceite de oliva, sal y pimienta blanca. 

Merienda :2 Kiwis. 

Cena: Menestra de verduras con aceite de oliva virgen extra y tortilla francesa.

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo