La dieta de la pasta

¿Creías que era imposible adelgazar incluyendo en tu alimentación uno de los platos más sabrosos del mundo?

La dieta de la pasta

Ya decía Sofía Loren que su espectacular figura únicamente se debía a la dieta mediterránea que seguía, en la que no podía faltar la pasta. Y es que aunque a muchos les suene a timo, este alimento puede ser un aliado a la hora de seguir una dieta variada que te ayude incluso a perder peso.

La pasta en sí no engorda, ni es un producto hipercalórico; es un alimento que nos aporta hidratos de carbono complejos, aquellos que se van liberando de manera lenta proporcionando energía a lo largo del día, y que nuestro organismo necesita. La pasta seca también es una fuente de minerales como magnesio, fósforo, hierro y potasio, además de vitaminas E y B.

Una ración de pasta de 70 gramos –pesada en seco-nos aporta 250 kilocalorías y 51 gramos de hidratos, alrededor de un 10% de las necesidades de nuestro organismo; si optamos por la versión integral, más recomendada, conseguirás de un plus de fibra. Además, no te olvides de que es un alimento potenciador del buen humor, ya que los carbohidratos estimulan la producción de endorfinas, la llamada hormona de la felicidad.

Como ves, la pasta seca es un excelente alimento, y lo que realmente añade calorías innecesarias al plato son sus acompañantes. Salsas procesadas, nata, bacon o quesos grasos, son solo algunos de los productos que solemos encontrar al lado de la ración de pasta cocida, y eso lo que debemos evitar. Si va adrezada con salsas ligeras homemade, o acompañada de verduras, ensalada o productos a la plancha -carne o pescado-, es un excelente plato para cualquier dieta. Eso sí, recuerda hervirla siempre en agua sin aceite, para evitar añadir calorías.

La dieta de la pasta 2

Te damos lo que sería un ejemplo rápido de una dieta variada que incluye pasta como plato principal en la comida:

- Desayuno: café o té con leche desnatada –puede añadirse edulcorante para endulzar-, 50 gramos de pan integral tostado y cien gramos de fruta.

- Almuerzo: un vaso de zumo de fruta de temporada –sin azúcar- o un yogur desnatado con frutas.

- Comida: 70 gramos de pasta integral más acompañamiento y una pieza de fruta.

- Merienda: una ración de fruta de temporada o un yogur desnatado.

- Cena: a elegir entre una tortilla francesa con 2 huevos, 100 gramos de pollo o 100 gramos de salmón a la plancha, acompañado de una ensalada de verduras adrezada con limón y una ración de fruta.

¿Quieres conocer las diferentes opciones que existen para acompañar tu plato de pasta? Descúbrelo y súmate a una dieta variada y saludable, ¡y deliciosa!.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS