Vídeo de la semana

17 años después, recordamos el día en que la reina Letizia hizo historia con aquel vestido rojo de Lorenzo Caprile

Aquel diseño deslumbró a la prensa internacional y desde entonces, el color rojo se ha convertido en una de sus señas de identidad.

Letizia vestido rojo Caprile
Fuente: GTRES

Cuando en noviembre de 2004, doña Letizia se presentó al mundo como la prometida del príncipe Felipe, nadie se podía imaginar que aquel dos piezas blanco de Armani iba a ser estudiado al milímetro, incluido el forro y las costuras. Convertida en reina de España, Letizia se ha convertido en todo un referente de estilo y moda para mujeres de todo el mundo, consiguiendo agotar en cuestión de minutos las prendas que luce.

A partir de ese momento, la mayor parte de las propuestas de estilo y complementos lucidos por doña Letizia han logrado colgar el cartel de 'agotado' en cuestión de minutos (a excepción de las que tienen un precio desorbitado) y lo que los medios de comunicación han bautizado como el 'efecto Letizia'.

Letizia vestido rojo Caprile
fuente: Getty Images

Rebobinamos en el tiempo para hablar de otra pareja royal. Se han cumplido 16 años de la boda del 'príncipe turbo', Federico de Dinamarca, apodado así por su actitud rebelde y su gusto por el rock y las motos. En 2000 se cruzó en su vida una abogada australiana llamada Mary Donaldson. Sin sangre real ni linaje nobiliario, esta joven logró que el futuro rey de danés asentara la cabeza, convirtiéndose en un devoto marido y un padre ejemplar para sus cuatro hijos. 

La pareja coincidió por primera vez en una fiesta celebrada con motivo de los Juegos Olímpicos de Sydney. Ella no sabía quién era él cuando empezó a conocerlo, hasta que a los pocos días de empezar a salir le confesó que era un príncipe de los de verdad

Durante dos años vivieron un romance clandestino, hasta que la prensa danesa filtró la noticia y destapó su relación. Con previa autorización de la reina Margarita, la pareja se casó el 8 de octubre de 2003 en la Catedral de Nuestra Señora de Copenhague). Evento al que asistieron representantes de todas las casas reales españolas, incluida la princesa Letizia Ortiz.

Letizia vestido rojo Caprile
Fuente: Getty Images

Ese día, 14 de mayo de 2004, la imagen de la princesa de Asturias entrando a la catedral del brazo de Felipe, dio la vuelta al mundo. Para la ocasión, doña Letizia se enfundó un vestido largo recto, con escote Bardot, cola y dos sencillos broches que sujetaban las mangas transparentes al escote

Un diseño que creó Lorenzo Caprile en exclusiva para la princesa y que, según confesó a Vanitatis en 2019, "no sabía que iba a escoger ese vestido para la boda". "A principios de 2004 recibimos un encargo de Casa Real para construir un pequeño guardarropa de gala para doña Letizia. En ese lote estaban el traje rojo, el dos piezas con tejido valenciano que se puso la noche anterior, uno gris, el cuerpo fucsia drapeado con dos faldas distintas que fue de las primeras cosas que se puso de casada y uno negro que se puso para visitar al Papa y que luego se lo ha puesto muchísimo", afirmó el diseñador a dicho medio. 

Letizia vestido rojo Caprile
Fuente: Getty Images

Aquel look deslumbró a la prensa internacional y desde entonces, el color rojo se ha convertido en una de sus señas de identidad. No hay tonalidad que más le favorezca y estilice. 

En cuanto a su trabajo, Lorenzo confesó a Jesús Calleja en su programa: "Nosotros recibimos un encargo por parte de Casa Real para hacer un ajuar de gala. Fue una relación muy cordial". Siempre muy discreto en lo que se refiere a su relación con la casa real española, Calleja le preguntó por el supuesto enfado de la Reina con él: "¿Enfado? Ay, no lo sé, eso es leyenda negra".

Sea como fuere, aquel vestido conquistó a la crítica nacional e internacional y puso a doña Letizia en el punto de mira

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo