Vídeo de la semana

Vestidos de novia que han hecho historia: todos los detalles del traje de la Reina Isabel II

La actual Reina de Inglaterra se casó con tan solo 21 años y fue la primera boda real retransmitida por radio de la historia. Recopilamos todos los detalles de ese día y del vestido que lució Isabel II.

Reina Isabel II
Getty Images

Hace casi 75 años, en 1947, tuvo lugar la primera boda real retransmitida al mundo entero vía radio. La, por entonces, princesa Isabel II de Inglaterra, contrajo matrimonio con Felipe de Edimburgo un 20 de noviembre en la abadía de Westminster. Y así, andando hacia el altar con más de 2.000 invitados mirándola, la Reina de Inglaterra hizo historia con un traje de novia espectacular firmado por el diseñador Norman Hartnell

Al igual que Kate Middleton apostó por Alexander McQueen y Meghan Markle por Givenchy, la reina Isabel II tuvo fascinación por los diseños de Norman Hartnell. No solo contó con él para diseñar su vestido de novia, si no también el que lució en su coronación en el año 1953 y además, uno de los trajes que vistió en un viaje a Roma y recientemente se ha vuelto a estrenar como el vestido de novia de Beatriz de York

 

Vestidos de novia de la historia
Isabel II y el Duque de Edimburgo | Gtres

Un poco de historia...

A pesar de que la boda de Isabel II iba a ser uno de los eventos más importantes de la realeza europea del momento, no podemos olvidar que se celebró a tan solo unos años de finalizar la Segunda Guerra Mundial. A causa de ello la Casa Real no se podía permitir invertir muchísimo dinero en el traje de la novia y en consecuencia, fue la propia princesa la que comenzó a recopilar cupones de racionamiento por su cuenta para pagar los materiales del vestido. 

Los detalles del vestido de novia

Siguiendo las tendencias de moda propias de los años 40, el traje de novia que se diseñó para la Reina Isabel II disponía de hombros marcados, escote corazón y una cintura de avispa al más puro estilo New Look de Christian Dior.

Se necesitaron más de dos docenas de costureras y dos meses de trabajo para llevar a cabo todos los detalles del vestido que luciría la Reina. Sobre todo, la mayor parte del tiempo se dedicó a los bordados que disponía el vestido a lo largo del corpiño, la falda y el velo. Como es costumbre en la realeza británica, no faltaron los emblemas florales británicos y de la Commonwealth en hilos de oro y plata, añadiendo además incrustaciones de perlas, lentejuelas y cristales de Swarovski a lo largo del traje y en el propio calzado de la novia. 

Vestidos de novia de la historia
La boda de la Reina Isabel II | Gtres

Además de esos bordados, el vestido también lucía representaciones de flores y trigo, inspirado en la obra La primavera del pintor Botticelli, como símbolo del desarrollo, un guiño más a su país en plena posguerra. El diseñador confesó que además, incluyó como toque final un trébol de cuatro hojas para desear suerte a la princesa en uno de los días más importantes de su vida. 

El velo y la tiara

Respecto a los accesorios que complementaron el impresionante vestido de la Reina Isabel II, la novia optó por un velo de tul que se complementaba y unía a la cola de casi cinco metros de largo del vestido. 

Vestidos de novia de la historia
La boda de la Reina Isabel II

Respecto a la tiara que lució la princesa sujetando el velo, Isabel II optó por llevar el "algo prestado" de su abuela, la reina María, que además, protagonizó uno de los percances de la ceremonia. Esta espectacular pieza de joyería, compuesta de diamantes engarzados en oro y plata, se rompió momentos antes de la celebración en la abadía. 

La madre de la novia ofreció una solución rápida y sencilla: cambiar esa tiara por otra. Pero Isabel II no quería sustituir esta pieza tan importante de su look nupcial en el último momento e insistió en que se arreglara. Así, el joyero de la corte tuvo que salir corriendo a su taller y soldar la tiara a toda velocidad.

Vestidos de novia de la historia Isabel II
Las joyas de la Reina Isabel II | Gtres

Sin embargo, este no fue el único incidente en la boda real... Isabel II también se percató que se había dejado olvidado el doble collar de perlas que le habían regalado sus padres por su compromiso. La reina tampoco quiso renunciar a lucirlo y mandó a alguien corriendo a buscarlo también

No obstante, cuando llegó el momento de andar hacia el altar por la nave de la abadía de Westminster, la novia dejó todos esos problemas atrás y lució espectacular y sonriente

Paula Reig

Paula Reig

Escribir es lo que más me gusta en el mundo junto a un buen café sin nada de azúcar. Nací en ese vacío legal entre los millennials y la generación Z y todavía sigo buscando mi hueco en el mundo. Lo que tengo claro es que sea donde sea, tendrá un gran armario (o incluso, un vestidor).

Continúa leyendo