Marie Claire

Errores al hacer sentadillas que todas hemos cometido: descubre si las estás haciendo bien

Las sentadillas son un excelente ejercicio para tonificar piernas, glúteos y abdomen. Son súper completas pero, ojo, solo si las ejecutamos bien. Es frecuente cometer errores en la técnica que impiden que veamos los resultados en nuestro cuerpo

Puede que las ames o puede que las odies. De lo que no cabe ninguna duda es de que las sentadillas son uno de los ejercicios más completos que podemos realizar si queremos tonificar nuestro cuerpo. Una buena rutina de ‘squats’ es clave para fortalecer los músculos del tren inferior, los glúteos e incluso el abdomen.
Sí...puede que todo esto ya te lo sepas bien. O puede que lleves meses sudando la camiseta y poniendo todo tu empeño. Sin embargo, cuando te miras al espejo, no ves los resultados deseados y te preguntas si tanto esfuerzo está mereciendo la pena. Tranquila, no desesperes, que nosotras sabemos lo que está pasando. ¡Y lo mejor de todo es que podemos ayudarte!
Cuando realizamos sentadillas es bastante habitual cometer errores que pueden echar por tierra todo nuestro esfuerzo, ya que solo un ‘squat’ bien ejecutado nos garantiza el éxito.

¿Qué pasa con mis glúteos?

La correcta alineación de las rodillas a la hora de hacer sentadillas es primordial si queremos notar los efectos en nuestro trasero. “Al flexionar las piernas, las rodillas deben dirigirse hacia el segundo o tercer dedo del pie. El error es dejar que la rodilla caiga hacia dentro, creándose una sobrecarga en esta zona y perdiendo el beneficio para los glúteos”, explica Silvia Blanco, entrenadora de disciplinas como Body Pump en el centro deportivo Viña Fitness.

¡Dale caña a tus piernas!

Cuando haces sentadillas es importante asegurarte de que estás bajando correctamente. Ya sabemos que a veces el cansancio nos puede, pero eso no es excusa para descuidar la técnica. “Es importante flexionar las rodillas, los tobillos y las caderas simultáneamente, para obtener más resultados en las piernas”, señala la entrenadora. Además, mover a la vez las tres articulaciones del tren inferior “evita que nos hagamos daño”, según apunta.

Sentadillas con peso para mejores resultados

Si llevas tiempo practicando sentadillas pero no aprecias grandes cambios en tu cuerpo, deberías probar a hacerlas añadiendo peso. Lo aconsejable es empezar con una carga con la que te sientas cómoda, e ir aumentándola progresivamente. Pero ojo, porque al hacer ‘squats’ con barra solemos caer en el error de utilizarla mal. “Debe estar colocada en la parte alta del cuerpo, no sobre los hombros. Así evitaremos sobrecargar el cuello y que se clave en nuestros hombros”, asegura la entrenadora de Viña Fitness.

Apunta estos consejos para mejorar la técnica del 'squat'

Antes de comenzar con tu rutina de ‘squats’ debes fijarte bien en la posición de tus pies. Lo correcto es “separarlos por fuera de las caderas, abriendo un poquito la punta”, describe.
Seguro que te has preguntado mil veces hasta dónde debes bajar, ¿verdad? Para que los resultados sean más rápidos y eficaces, lo idóneo es que tus muslos lleguen a colocarse en paralelo con el suelo. ¡Y no te olvides de apretar el abdomen! La entrenadora nos recuerda que debemos “sentarnos siempre con las caderas hacia atrás y abajo”.
Por último, pero para nada menos importante, vigila bien el movimiento de la espalda para evitar lesiones. “La espalda siempre tiene que bajar recta, que no se hunda”, destaca Silvia Blanco.
tracking